Carta de Bernardo O'Higgins a su madre (31 de mayo de 1812)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<< Autor: Bernardo O'Higgins


Carta de Bernardo O'Higgins a su madre

Señora Doña Isabel Riquelme

Canteras Mayo 31 de 1812

Amada Madre : Ayer Sabado en la noche llegué a esta su casa, senti mucho no haverlas encontrado aquí por el mucho deceo que tenia de ver todo.

Quando se regreso mi regimiento no lo hise yo por haverme comisionado el General de la division de Maule me quedase en su compañia hasta tanto se concluyesen los tratados, y como el hibierno avansase y con crudesa determinó retirar se a Concepcion lo aconpané hasta Chillan, y el Martes ultimo se fue a la espresada Ciudad adonde devio llegar el dia de Corpus. Yo estuve tres dias y medio en Chillan por haver encontrado a mi comadre doña Lucia muy enferma, y casi a la muerte, pero con el auxilio del Fisco se consiguió mejorarla y la deje ya mejor.

Lo unico que se ha conse[ roto ] de nuestra espedicion fue obligar a las tropas de Santiago se retirasen y dejasen nuestra frontera libre y sosegada, como en efecto lo han hecho, no dejando en Talca ningun soldado ni arma ya deveran aver llegado a Chile.

Mi trato de Bacas en Talca no se ha efectuado, por lo avansado del hibierno; si acaso Don Antonio Alcasar no tiene el conpleto de las reses que ha tratado, y no se hubiese ya ido fuera bueno verlo para que me admitiere ochenta o ciento de animales criollos y mansos que yo diera mosos a correspondencia del numero para su conducion tambien le pueden desir que Don Fernando Urisar me entregó una bolsa con dinero para que la entregase al referido don Antonio y que esta pronta o bien mande o de no la remitiré en primera ocasión segura: a la Rosita que me traiga un frasquito [ roto ] con espiritu que quedo en el estante.

El viaje a Concepcion me parece no conviene hasta la Primavera por lo riguroso del hibierno conviene que usted corra que yo estoy enfermo de reumatismo en un braso, para que me sirva de escusa, y no verme en la obligacion de concurrir a la junta de Diputados que ba a tenerse para advitrar algun metodo de sostener la Provincia y como me hallo tan fatigado de tantos viajes y lo que es mas escaso de medios me es dificil servir a la Patria sobre el particular. Pasaremos aqui dies o doce dias en podar arboles, pues he traido de Chillan con que hacerlo y arreglar en algun modo la hacienda todo lo que nos servira de diversión utilidad y algun descanso a quien harto ya de navegar en la nave de los Peligros decea unos momentos de alivio.

Celebrare que usted y la Rosita se conserven buenas y que bengan a comer [roto] un ternero gordo que queda amarrado, en el entranto quedo su afectisimo hijo P. S. P. B.

Bernando O"Higgins

P.D.

Que se traigan los libros de cuentas, Y un par de botas biejas con canpana. y un saco de sebada. dos rreales de papel. mis cosas al tricausito y al Pichin Gil. que tengo muchas ganas de verlos.

Aqui me estoy regalando con el mosto que esta muy particular solamente haviendolo visto pudiera haver creido fuese de Cantera El Caballo bayo de la Rosita que le presté a Estrada pueden preguntar por el.