Curso Zodiacal (Samael Aun Weor): Géminis

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Curso Zodiacal (Samael Aun Weor):
Géminis


GÉMINIS[editar]

22 de Mayo al 21 de Junio

Amado discípulo:

Ya practicasteis los ejercicios de Tauro; ahora, entramos en la brillante Constelación de Géminis.

Este signo gobierna los brazos, pulmones y piernas y es de naturaleza esencialmente Mercuriana.

Géminis es casa de Mercurio. El metal de este signo es el Azogue. La piedra es el Berilo Oro, y el color el Amarillo.

Los Señores de Mercurio están ya enseñando a la humanidad a viajar en Cuerpo Astral. Al discípulo le toca inevitablemente aprender a viajar en Cuerpo Astral. Las auténticas Escuelas de Misterios se encuentran en el plano Astral, por ello es necesario que el discípulo aprenda a "Salir" en Cuerpo Astral. Hay necesidad de que el estudiante aprenda a entrarse en esos Santuarios de Instrucción Interna para recibir instrucción directa de los Maestros de la Gran Logia Blanca.

Ya llegó el tiempo en que los estudiantes tienen que aprender a entrarse a voluntad en esos "Santuarios" del Astral para recibir enseñanza directa de los Grandes Instructores. Ya llegó la hora de abandonar las teorías y de ir directamente a la práctica.

Los Señores de Mercurio ayudan a todo aquel que solicitare ayuda.

En la futura era, el hombre ya no estará encerrado dentro del cuerpo como en un calabozo. El cuerpo humano se convertirá en un Templo confortable y lujoso. El hombre aprenderá a entrar y a salir de él, cada vez que quiera.

Mercurio, está actualmente saliendo de una Noche Cósmica, pero conforme vaya pasando el tiempo, se irán sintiendo cada vez más intensamente los efectos cósmicos del centelleo de Mercurio.

Es también indispensable que el discípulo aprenda a "entrarse" por las puertas de esos Templos "Siderales" en Cuerpo Astral. Los ejercicios principales de Géminis, tienen por objeto aprender el uso y el manejo del Cuerpo Astral. También enseñamos en este signo a nuestros discípulos, el arte secreto de los estados de "Jinas" que les permitirá "cargar" con su Cuerpo Físico a los lugares más apartados y remotos de la tierra en pocos instantes. Daremos varias claves en forma numerada:

1ª. Acuéstese el discípulo en su lecho, en posición horizontal. Relaje su cuerpo para que ningún músculo haga presión sobre el Cuerpo Astral. Adormézcase pronunciando el mantram Rusti, así:

ruuuuuuuusssssssstiiiiiiiii

Este mantram se pronuncia mentalmente. El discípulo debe convertirse en esos instantes en un "espía de su propio sueño".

Cuando el discípulo se halle ya en ese estado de sopor o somnolencia que precede al sueño, levántese de su cama y salga de su cuarto. No se preocupe el estudiante por su Cuerpo Físico en esos momentos; levántese de su cama y salga de su cuarto. ¿Cómo? ¿De qué manera? Casi todos los estudiantes suponen que se trata de una práctica de magnetismo o de autosugestión, etc., pero se equivocan lamentablemente, pues aquí no se trata de practicar auto-sugestiones o hipnotismos; sencillamente levantarse de su cama, que la Naturaleza hará lo demás. Ella sabrá cómo va a separar el Cuerpo Astral del Cuerpo Físico. Al discípulo sólo le cabe levantarse y salir de su cuarto, que la Naturaleza hará lo demás.

Ya fuera de su cuarto, el discípulo dará un pequeño saltito con la intención de flotar en el espacio, y si flota podrá entonces transportarse a la Iglesia Gnóstica, en pocos segundos. Mas, si no flotare, métase nuevamente el discípulo en su lecho y repita el experimento. Algunos triunfan inmediatamente, otros tardan meses y hasta años para aprender. Pero el "tenaz" al fin triunfa.

2ª. Dentro del cerebro de todo ser viviente vive resonando siempre una Nota Clave, en forma casi imperceptible. Esa Nota Clave es la del Rayo a que cada cual pertenece, y parece salir de las celdillas del cerebelo. Unos escucharán el sonido de caramillos y flautas del Rayo Egipcio; otros escucharán el "gong" del Rayo Oriental; otros el rugido de la mar, del Rayo Lunar, etc.

Si el discípulo silencia todos sus pensamientos en la calma de la noche, escuchará su nota clave; entonces, hágase vibrar más fuertemente esa nota, por medio de la Voluntad, y cuando ya la nota sea tan fuerte que invada y semi-paralice todo el Cuerpo Físico, levántese el discípulo de su cama, salga de su cuarto y diríjase a la Iglesia Gnóstica, que allí los maestros de la Blanca Hermandad lo recibiremos con sin par alegría.

3ª. Si estáis soñando que os halláis en determinado lugar, y despertáis, entonces no os mováis; adormeceos nuevamente, con la imaginación puesta en el mencionado lugar, sintiéndoos otra vez allí y como tratando de seguir el sueño tal como iba, a tiempo que con vuestra Voluntad os "aferráis" a ese lugar del sueño. Imaginación y Voluntad unidas en vibrante armonía es la llave de esta clave.

4ª. A tiempo de estaros adormeciendo, concentrad intensamente vuestra Imaginación y vuestra Voluntad, unidas en vibrante armonía, en un determinado sitio o lugar. La concentración debe ser perfecta, y luego echad a caminar con "fe" por el sitio "imaginado". Debéis no imaginar que os estáis imaginando, porque entonces el experimento fracasará. hay que sentirse realmente en el sitio imaginado y olvidarse totalmente del cuarto de dormir.

Este experimento se debe realizar durante el estado de transición de la vigilia al sueño, y una vez allí en ese sitio, arrodillaos y pedid a vuestro propio Dios Interno que os lleve a la Santa Iglesia Gnóstica, que es la gran Catedral del Alma, y el Templo donde oficia el Logos Solar, nuestro Señor, el Cristo.

5ª. Teniendo en cuenta que durante el sueño ordinario el Alma vaga por todos los lugares o sitios familiares, y que en un estado de sopor se ocupa en los mismos oficios y afanes del día, debéis acostumbraros durante todo el día a preguntaros a sí mismos: "¿Dónde estaré yo? ¿Estaré dentro del cuerpo, o fuera de él?" Luego daréis un pequeño saltito con la intención de flotar. Es lógico entonces que si flotáis, es porque estáis fuera del cuerpo, y si no flotáis, es porque estáis en carne y hueso, y seguid vuestro camino. Pero, si llegáis a flotar, rogad a vuestro Intimo que os lleve a la Santa Iglesia Gnóstica.

Esta pregunta se la debe uno hacer en presencia de algo que le llame la atención, como un tumulto de gentes, un cortejo fúnebre, un objeto curioso, etc. Muchos han despertado su Conciencia con esta formidable clave, porque al hacer la pregunta flotaron en el aire y se dieron cuenta de que andaban fuera del cuerpo y que el cuerpo lo habían dejado dormido en la cama. "Es que cuando el cuerpo duerme el Alma vaga". Pero el Alma puede salir de su sopor inconsciente por medio de esta clave. Deberéis acostumbraros durante el día a esta práctica, para que se grave en el Sub-consciente y actúe durante el sueño.

6ª. Antes de dormiros en vuestro lecho, haréis la siguiente práctica de autosugestión:

"Voy a dormir. Donde quiera que yo aparezca ahora, es porque estoy en cuerpo astral. Me reconoceré, me reconoceré, me reconoceré y me dirigiré a la Iglesia Gnóstica". Podéis haceros esta auto-sugestión por media hora y luego adormecerse tranquilamente.

En el Astral, os reconoceréis matemáticamente y al tiempo de despertar, no os mováis y haced un ejercicio retrospectivo, para recordar donde estuvisteis.

7ª. Adormeceos pronunciando el mantram: Omnis Baum Igneos. Así:

Ommmmmmmmmmm

Niiiiiiiiisssssssss

Baaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmm

Iiiiiiiiiiiigneeeeeeeeeeeeeeeeeooooooooooossssssssss


Silabeando el mantram y alargando el sonido de cada vocal, y rogándole al Intimo vuestro que os saque del cuerpo. Luego levantaos suavemente de vuestro lecho, y flotando en el espacio dirigios a la Iglesia Gnóstica.

Estas son las 7 claves para viajar en Cuerpo Astral. Es urgente que el Teúrgo aprenda a viajar a las otras Estrellas del Infinito y que aprenda a entrarse por las puertas de los Templos Siderales para manipular Rayos, y provocar Centelleos Cósmicos.

Cuando el Teúrgo "sale" del Cuerpo Físico, se transporta a los Templos Siderales en la siguiente forma: El Cuerpo Astral comienza a caminar en forma de círculos concéntricos, con la intención de llegar al Templo-Corazón de una determinada estrella. El panorama de las cosas cambia y a los pocos instantes, el Teúrgo está en presencia del Templo Sideral, y de los Guardianes de las Columnas "J" y "B". El Teúrgo hará los saludos de rigor tal como ya lo enseñamos en las páginas precedentes, dará los 7 pasos hacia el interior del Templo-Corazón de la Estrella, y luego se postrará a los pies del Genio Sideral, poniendo las rodillas en el piso del Templo, las manos sobre el piso, y la cabeza sobre el dorso de las manos. Después se pondrá de pies y hará al Genio Sideral la súplica que quiera. Si el Genio dijere: "concedido", el discípulo pida "Coro" el Genio hará una señal y el Ejército de la Voz comenzará a cantar en Lengua Sagrada para realizar el "trabajo que hemos pedido". El Ejército de la Voz crea con la palabra. En estos sublimes instantes entramos en éxtasis. La Naturaleza entera se arrodilla ante los Dioses Siderales, y su cántico inefable nos eleva al Pleroma de la Luz.

Las más divinas y conmovedoras melodías saturan los Espacios Infinitos, y las aguas de los ríos murmuran en silencio "así es Dios". Es imposible describir en esos instantes de felicidad en que se halla el Alma desprendida...

Allí el pasado y el futuro se hermanan dentro de un eterno "ahora", y entonces sentimos la Voz del Bienaventurado que desde el fondo más profundo de nuestro Ser, nos invita a la "Boda Eterna".

Cuando ya el discípulo tiene práctica en la Astro teúrgia, entonces los Dioses Siderales lo aceptan como Lego, y le entregan una túnica de color gris y una vara. Es la túnica del Astrólogo Esoterista. Es la túnica inefable del Teúrgo. Es la túnica del Auténtico Alquimista, y conforme va progresando en su sabiduría, va recibiendo distintos grados.

Allí aprenderá el discípulo a combinar las más diversas substancias alquímicas para producir diferentes acontecimientos en los distintos planos Cósmicos.

Uno se queda anonadado al contemplar a esos Niños Genios de las Estrellas, trabajando en los Laboratorios Alquimistas de sus Templos para provocar los más diversos sucesos del plano Físico. SAMAEL, el obrero del Hierro, trabajando en las fraguas de Marte.

ANAEL, el Genio del Amor y del Arte, dentro de su Laboratorio del Amor, parece un niño de 12 años, con su cabello rubio y su rostro sonrosado en la Estrella de Venus.

MICHAEL, indescriptible e inefable, desde el Corazón del Sol gobernando lo creado. Un espantoso abismo conduce al Corazón del Sol. ¿Quién de vosotros tiene el valor de bajar por ese abismo, en cuyo fondo palpita la vida del Sistema Solar?

RAPHAEL el Genio de Mercurio. Parece un anciano de luenga barba y rostro color de fuego. Tiene el tridente de los átomos transformativos en su mano, y allá, dentro de su Templo de Mercurio, parece un Monarca terrible haciendo estremecer la Mente Cósmica. ¿Quién osaría desobedecer sus sagradas órdenes?

¿Y quién es ese otro de blanca túnica y capa blanca ante quien tiemblan las columnas de Ángeles y de Demonios? Miradlo allí en el Templo de Júpiter, dando el cetro a los reyes y dirigiendo la economía de los hombres; ante ese Genio tiemblan los tiranos, es: ZACHARIEL, el Genio de Júpiter.

En el centro de la pálida Luna está el Templo de GABRIEL, el pescador; él dirige la vida de los mares y las lágrimas de las mujeres. ¿Queréis aprender a haceros invisibles? Llamadlo noche tras noche para que "prepare" vuestro cuerpo; tened a GABRIEL por devoción diaria. Un Cuerpo Físico bien "preparado" es el instrumento más extraordinario para el ejercicio de la Magia Práctica. Un cuerpo bien preparado puede hacerse invisible. En un cuerpo bien preparado no entra la bala ni el puñal.

¿Y qué diremos ahora del Anciano del Cielo, el Señor de la Ley, el viejo ORIFIEL? ¡Ah! ¡Saturno! ¡Tú eres la Espada de la Justicia que nos alcanza desde el Cielo! En tu mano está la vida y hacienda de todos los humanos. Oídme bien, discípulo, escoged siempre el planeta con que vais a trabajar.

MARTE es Guerrero.

VENUS, Amoroso.

MERCURIO, Sabio.

SATURNO, Melancólico y "concreto".

LA LUNA, Maternal.

EL SOL, Dirigente.

JÚPITER, Señor de los Altos Personajes.


Nunca entréis en ninguna de estas Moradas sin golpear primero en la puerta.

Los Magos Negros asaltan las Mansiones del Cielo. Los Blancos golpean primero a la puerta. La puerta de toda Estrella es el Templo-Corazón. Los visitantes intrusos entran en las estrellas como ladrones en casa ajena.

Los Hijos de la Luz entran por la puerta del Templo-Corazón.

Los Hijos de la Luz piden primero permiso al Señor de la Casa, para conocer su Morada.

El Templo-Corazón de una Estrella es la puerta de entrada y de salida de la Estrella.

Nuestra Tierra tiene también un Templo-Corazón; ese Templo es la Morada del Genio de la Tierra, por allí entran y salen los visitantes de otras Estrellas.

¿Sabéis quién es el genio de la Tierra? Es nuestro Señor el Cristo.

Nuestra Tierra es un pequeño lucero de color azul, perteneciente a la Vía Láctea. "En la casa de mi padre hay muchas moradas".

Cada Estrella del Cielo es una Morada, y la puerta de toda Morada Celestial, es el Templo-Corazón.

Cuando invoquéis "fuera" del cuerpo a un habitante de otro planeta, lo veréis salir de entre la Tierra, y al despedirse de vos lo veréis hundirse entre las profundidades de la Tierra. Es que él ha entrado y salido por la puerta del interior de la Tierra.

También podéis invocar a vuestro Cuerpo Físico desde lejos: os arrodillaréis en tierra y rogaréis al Intimo, así: "Padre mío, traed mi cuerpo". Entonces, vuestro Intimo os traerá el Cuerpo Físico. Los átomos del Cuerpo Físico os dirán: "Soy tu Cuerpo Físico, ¿no me conoces?" Os quedaréis asombrados cuando veáis vuestro propio Cuerpo Físico frente a frente y en vestido de dormir, tal como lo dejasteis en la cama. Ordena luego al Físico así: "Saltad sobre mi cabeza y penetrad por mi Glándula Pineal". El Cuerpo Físico obedecerá, y vos quedaréis con el Cuerpo Físico en cualquier remoto lugar de la Tierra. Si alguien entrara en esos instantes en vuestro cuarto, no os encontraría. Hallaría vuestra cama vacía.

Es indispensable llevar el Cuerpo Físico a la Iglesia Gnóstica todos los Viernes y Domingos, en la aurora para recibir en carne y hueso la Santa Unción Gnóstica. También podréis llevar el Cuerpo Físico desde la misma cama, sin necesidad de invocarlo desde lejos. Adormeceos vocalizando los siguientes Mantrams: MIÑA PICA FRASCO. Luego levantaos de vuestra cama muy despacio y conservando el sueño. Dad luego un pequeño saltito, y si os veis como regordete y flotáis, entonces salid de vuestra casa y dirigios hacia la Iglesia Gnóstica.

Las Fuerzas del Sub-Consciente entran en actividad durante el sueño, y son precisamente esas poderosas energías las que nos permiten "meternos con el Cuerpo Físico dentro del Mundo Astral". Esto es lo que se llama Estado de "Jinas".

El sublime Gurú Huiracocha, Maestro Arnoldo Krumm-Heller, nos habla en su novela Rosa-Cruz de los Estados de "Jinas", nos describe el sabio Krumm-Heller al comandante Montenero recibiendo de manos de un "ujier" o sirviente una esquela. El comandante Montenero suspiró y dijo: "por fin". Luego salió del castillo de Chapultepec y dando vueltas por el camino de la montaña de Chapultepec, silbó varias veces. Entonces un indígena condujo al comandante Montenero hasta el Templo de Chapultepec. "¿Es éste un fenómeno de la Cuarta Dimensión?", preguntó el comandante. "Sí, mi comandante, el vulgo no se da cuenta de estas cosas", respondió el indígena: Así, con el cuerpo en Estado de Jinas, fue como recibió Montenero su Iniciación.

Todas las obras del insigne Krumm-Heller (Huiracocha) son un pozo de sabiduría Iniciática que muy pocos han comprendido. Ahora ha quedado con nosotros su hijo Parsival Krumm-Heller, quien se regocijó sinceramente con nosotros cuando estudió nuestras obras tituladas «El Matrimonio Perfecto» y «La Revolución de Bel». Parsival sigue fielmente el sabio sendero de su padre.

En el «Curso Zodiacal» de Huiracocha se encierra la más profunda Sabiduría Iniciática de los siglos.

Géminis, es el signo de Aire y casa de Mercurio.

Los Señores de Mercurio le dieron al hombre el Cuerpo Buddhico o Alma-Espíritu.

Las Jerarquías de Mercurio, son las Amarillas o Amarillo Oro.

Géminis, o el signo de los Gemelos, nos recuerda a las Almas Gemelas. La primera mujer que el hombre conoció en el Edén, es su Alma Gemela. Las Almas Gemelas, vida tras vida se viven encontrando. Juntas salen del Edén y deben volver juntas al Edén. Cuando el Karma las separa, sufren lo indecible. La verdadera Felicidad del matrimonio sólo es posible entre dos Almas Gemelas.

Cuando el matrimonio no se realiza con el Alma Gemela, es un Matrimonio Kármico y se sufre lo indecible.

Los nativos de Géminis son de recia voluntad; poseen gran valor, son versátiles y gustan de viajar. Sus vidas son una mezcla de éxitos y fracasos. A veces viven con comodidad, y por tiempos tienen que soportar mucha miseria. Son muy inteligentes y se irritan fácilmente. El defecto de los nativos de Géminis es querer resolver todas las cosas con la cabeza. Quieren siempre acallar la sabia Voz del Corazón y entonces se crean problemas y dificultades de toda índole.

Las prácticas de Géminis son las siguientes:


PRÁCTICA[editar]

Acuéstese el discípulo en su lecho horizontalmente; relaje su cuerpo y haga cinco inhalaciones de aire con la intención de que la Luz penetre ahora en sus bronquios y pulmones. Abrirá sus brazos y piernas con cada inhalación, y cerrará brazos y piernas con cada exhalación. Luego, sentado en un cómodo sillón, ruéguele a su Intimo que se traslade a la Constelación de Géminis para que traiga a los Dioses Siderales de esos Templos, a fin de que preparen su organismo para la Magia Práctica.

Fraternalmente, el Maestro de vuestra clase: AUN WEOR.




Curso Zodiacal de Samael Aun Weor

DEDICATORIA - OBJETO DEL CURSO ZODIACAL - Aries - Tauro - Géminis - Cáncer - Leo - Virgo - Libra - Escorpio - Sagitario - Capricornio - Acuario - Piscis -

RESUMEN ANALÍTICO DEL PRESENTE CURSO - PARA GRANDES COSAS, GRANDES HOMBRES