Discurso: 12 de octubre de 2002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana tanto la Cámara de Representantes como el Senado aprobaron fuertes medidas bipartitas autorizando el uso de la fuerza en Irak, en caso de ser necesario. Nuestro país y nuestro Congreso ahora están unidos en un propósito. Estados Unidos está hablando con una sola voz: Irak debe desarmar y cumplir con todas las resoluciones vigentes de las Naciones Unidas, o será obligada a cumplir.

Confrontar a Irak es un asunto urgente de seguridad nacional. La seguridad económica de Estados Unidos - especialmente la creación de buenos empleos - también es urgente, y requiere acción Presidencial y del Congreso. Por esa razón, el Martes yo tomé acción para re-abrir nuestros puertos de la Costa Pacífica, los cuales habían sido cerrados por más de una semana debido a un conflicto laboral.

La crisis en los puertos del Oeste estaba costando a nuestra economía hasta mil millones de dólares diarios en negocios perdidos y empleos perdidos - perjudicando a camioneros y operadores ferroviarios que transportan bienes por todo el país - trabajadores en cadenas de montaje. cajeros en tiendas minoristas. y fabricantes y agricultores que venden en todo el mundo. Una planta automotriz en Freemont, California se vio obligada a cerrar su producción por dos días - manteniendo sin trabajo a aproximadamente 5,100 empleados - cuando se agotaron sus piezas de repuesto. Una compañía que fabrica televisores y grabadores VCR tuvo que detener su producción y despedir a 150 trabajadores en Vancouver, Washington. Productos alimenticios de granjas estadounidenses se vieron atascados en los muelles, sin poder venderse en el extranjero. Minoristas en todo el país se preguntaron si tendrían suficiente mercadería para las fiestas que se avecinan.

El pueblo Estadounidense se ha estado esforzando para que nuestra economía se recupere de la recesión. Simplemente no podemos darnos el lujo de tener parados a cientos de miles de millones de dólares al año en producción y comercio agrícola potenciales.

La acción que tomé esta semana ayudará a que nuestra economía siga en marcha, y permitirá la resolución de diferencias laborales/patronales. Espero que representantes de los trabajadores y operadores portuarios puedan negociar con buena fe y lleguen a una acuerdo final lo más pronto posible.

El volver a abrir los puertos regresó personas a sus trabajos. Otro paso importante para que obreros vuelvan al trabajo es la aprobación de una ley de seguro contra el terrorismo. El Congreso está cerca de un acuerdo final, y espero firmar esta buena legislación cuando llegue a mi escritorio.

Después del 11 de Septiembre, muchas compañías de seguro dejaron de cubrir a constructores y dueños de bienes raíces contra el riesgo de ataques terroristas. La falta de seguro contra el terrorismo ha perjudicado el crecimiento de nuestra economía y les ha costado el empleo a muchos estadounidenses. La falta de seguro contra terrorismo ha demorado o cancelado más de 15 mil millones de dólares en transacciones de bienes raíces. Estos 15 mil millones de dólares en demoras han costado 300,000 empleos - empleos a carpinteros, ebanistas, albañiles, plomeros, y otros estadounidenses que se esfuerzan trabajando.

Esta legislación de seguro contra el terrorismo no nos costará nada si no sufrimos más ataques. Pero significará miles de nuevos empleos para los obreros estadounidenses y miles de millones en nuevas inversiones. Y si nos toque sufrir otro ataque, podremos rápidamente compensar a las víctimas y limitar el daño económico a Estados Unidos.

Esta semana, líderes del Congreso pusieron a un lado sus diferencias partidarias para enfrentar un grave peligro para nuestro país. Claramente, podemos hacer que las cosas funcionen en Washington cuando nos dedicamos a obtener resultados en lugar de ganar puntos políticos. Por el bien de la economía y de los trabajadores que necesitan empleo, los Senadores deberán una vez mas dejar a un lado la política y tomar el paso decisivo para llegar a un acuerdo final sobre el seguro contra el terrorismo. El Congreso todavía estará reunido la próxima semana, y aun hay tiempo para llegar a un acuerdo. Nuestros trabajadores han esperado un año - es tiempo de sobra para que el Congreso actúe.

Gracias por escuchar.




Great Seal of the US.png
Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.