Discurso: 15 de septiembre de 2001

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Este fin de semana me encuentro en extensas reuniones con miembros de mi Consejo Nacional de Seguridad, planificando un amplio y comprensivo asalto sobre el terrorismo.

Este será otro tipo de conflicto contra otro tipo de enemigo. Es un conflicto sin campos de batalla ni cabezas de playa - un conflicto con adversarios que se creen invisibles.

Pero se equivocan. Van a ser descubiertos. Y aprenderán lo que otros aprendieron en el pasado: Los que hacen la guerra contra los Estados Unidos han escogido su propia destrucción.

La victoria contra el terrorismo no se logrará en una sola batalla, sino en una serie de acciones decisivas contra organizaciones de terroristas, y contra los que les dan asilo y los apoyan. Estamos planeando una campaña amplia y sostenida para asegurar a nuestro país y erradicar el mal del terrorismo. Y estamos empeñados en ver este conflicto hasta su final.

Estadounidenses de toda afiliación religiosa y cultural están comprometidos a esta meta. Ayer visité el sitio de la destrucción en Nueva York, y vi un espíritu increíble de sacrificio, y patriotismo, y desafío. Me reuní con rescatadores que han trabajado más alla del cansancio - que aclamaban a nuestro país, y la gran causa que hemos emprendido. En Washington, ambos partidos políticos y ambas Cámaras del Congreso han mostrado unión extraordinaria y les estoy sumamente agradecido. Un ataque terrorista diseñado a deshacernos más bien nos ha acercado y juntado como una Nación.

En los últimos días, hemos aprendido mucho sobre el valor Estadounidense. El valor de nuestros bomberos y policías que han sufrido una pérdida tan grande. El valor de los pasajeros abordo el vuelo United 93 que bien pueden haber luchado con los secuestradores y así haber salvado tantas vidas en tierra.

Ahora rendimos tributo a quienes murieron y nos preparamos a responder a esos ataques sobre nuestra Nación. No aceptaré apenas una acción simbólica - nuestra respuesta tiene que ser contundente, sostenida y eficaz.

Tenemos mucho que hacer - y mucho que pedir al pueblo Estadounidense. Le pediremos paciencia, ya que el conflicto no será corto. Le pediremos resolución, ya que el conflicto no será fácil. Le pediremos fuerza porque el camino a la victoria podrá ser largo.

Esta última semana hemos visto al pueblo Estadounidense en su mejor aspecto. En todo el país los ciudadanos se han juntado para rezar, donar sangre, izar la bandera de nuestro país. Se están juntando para compartir su dolor, y darse fuerza el uno al otro.

Nos ha llegado una gran tragedia, y la estamos confrontando con lo mejor que hay en nuestro país - con valor y con interés en los demás, porque esto es los Estados Unidos. Es lo que somos. Es lo que nuestros enemigos odian, y lo que han atacado. Y es por eso que prevaleceremos.

Gracias por escuchar.



Great Seal of the US.png
Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.