Discurso: 30 de noviembre de 2002

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



<Discursos del Presidente George W. Bush


Buenos días.

Esta semana en todo Estados Unidos, nos juntaremos con nuestros seres queridos para dar gracias por las bendiciones en nuestras vidas. Cada familia tiene sus propias tradiciones. Sin embargo estamos unidos como una Nación en apartar un día para dar gracias. Damos gracias por las libertades que disfrutamos. por los seres queridos que dan significado a nuestras vidas. y por los muchos regalos que nos da esta tierra tan próspera. En Thanksgiving, el día de Acción de Gracias, reconocemos que todas estas cosas - así como la vida misma - no vienen de la mano del hombre, sino de Dios Todopoderoso.

Las bendiciones que hemos recibido asumen particular significado en estos tiempos de desafío para nuestro país. Durante el último año, millones de Estadounidenses han encontrado una nueva apreciación por nuestra libertad - y por los hombres y mujeres que sirven en su defensa. Nos hemos acercado más a nuestras familias y amigos, pasando más tiempo juntos, y dejándoles saber que los amamos.

El tomar tiempo para contar nuestras bendiciones nos recuerda que muchas personas luchan cada día - hombres, mujeres, y niños que enfrentan hambre, están sin hogar, sufren enfermedades, adicciones o desesperanza. Estas personas no son extraños - son nuestros conciudadanos que necesitan confort, amor y compasión. Les pido a todos los estadounidenses que consideren cómo pueden dar a una persona necesitada una razón de dar gracias en esta temporada de fiestas, y durante todo el año.

Es fácil comenzar, y tener un impacto inmediato. Siendo voluntario en un comedor de beneficencia, enseñándole a leer a un niño, visitando a un paciente en el hospital, o llevándole una comida a un vecino de edad mayor o a un recluso, todos son actos sencillos de compasión que pueden alegrarle la vida a alguien. Toda acción de amor y generosidad - por muy pequeña que parezca - es significativa. Cada vez que usted le brinde la mano a un vecino necesitado, cada vez que toque a una vida, usted mejorará su comunidad, y fortalecerá a nuestra Nación.

Este año he creado la oficina del Cuerpo de Libertad de USA - el Freedom Corps - en la Casa Blanca con el fin de aunar la fuerza de millones de acciones de caridad, compasión y amor para hacer de Estados Unidos un mejor lugar. Espero que usted considerará unirse a los ejércitos de compasión y dedicar tiempo y energía al servicio de los demás. Estoy tan orgulloso de los millones de estadounidenses que han respondido al llamado del servicio, enriqueciendo las vidas de otros con actos de bondad. Es un testamento al buen corazón y el espíritu generoso del pueblo estadounidense.

No hay mejor momento que esta temporada de Thanksgiving para renovar nuestro compromiso de ayudar a las personas necesitadas. El sitio Internet del Cuerpo de Libertad USA, usafreedomcorps.gov es un lugar maravilloso para comenzar. Este recurso ofrece información valiosa sobre oportunidades de servicio en su localidad, en todo Estados Unidos, y en el mundo entero. También puede obtener información llamando al 1-877-USA-CORPS.

Tome un momento para aprender cómo usted puede ayudar a sus compatriotas estadounidenses. Haga de esta temporada de fiestas, una temporada de servicio.

Feliz Thanksgiving, y gracias por escuchar.




Great Seal of the US.png
Este documento pertenece al Gobierno de los Estados Unidos de América y se encuentra en dominio público.