El Matrimonio Perfecto o Puerta de Entrada a la Iniciación : Capítulo 8

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar




CAPÍTULO 8º : LAS DOS MARÍAS[editar]

Hay dos diosas de extraordinaria belleza, una es la Diosa Blanca y otra es la Diosa Negra. Las dos caras de la Naturaleza: la luz y las tinieblas. La Naturaleza y su sombra. La una es de belleza terriblemente divina, la otra es de belleza terriblemente maligna. La una es la Serpiente de bronce que sanaba a los israelitas en el desierto, la otra es la Serpiente tentadora del Edén.

Quien lea la obra «El Kundalini», de Cherenzi, admirará el hermosísimo canto a la Naturaleza que Omar Cherenzi Lind estampó en este libro.

Naturalmente a nadie se le ocurre pensar siquiera por un momento, que ese libro es una obra de magia negra, pero a lo que canta a Cherenzi es a la Diosa Negra, al océano tenebroso de la Naturaleza, mejor dijera, a la sombra de la Naturaleza. Los mejores magos negros cantan a la Diosa Negra.

Ellos tienen sus iniciaciones tenebrosas análogas a las iniciaciones blancas; ellos son los adoradores de la Diosa de las tinieblas; ellos aman el mundo de las tinieblas, le rinden todo su amor y le cantan a la Diosa Negra. Sobre sus altares nunca falta la estatua de la Diosa Negra, entre la siniestra vitrina.

Voy a relatar una iniciación negra tal como entre dos colaboradores la observamos en el Astral: fue el neófito sacado de su cuerpo físico en su Astral durante la hora del sueño, se le hizo fiesta en una calle, todos los de la fiesta eran magos negros; luego fue llevado el neófito a un templo tenebroso de color amarillo, aquel templo tenebroso visto desde lejos, tenía el aspecto inofensivo de una iglesia amarilla. El interior de aquel raro templo tenía el aspecto de un palacio de amplios corredores y era de dos pisos, las paredes eran de color amarillo.

Allí todo era fiesta y alegría, miles de magos negros tenebrosos y débiles, como son todos los magos negros, rodeaban al neófito y se congratulaban de su triunfo. Aquello era un verdadero aquelarre. Aquello era un regocijo de las tinieblas, que débiles ambulaban con sus formas siniestras y espectrales.

De pronto y en medio de la algazara, sube sobre un pedestal de piedra, un gran Iniciado de la logia negra y cual lobo vestido con piel de oveja, viste túnica blanca.

Grandilocuente pronuncia un discurso durante el cual afirma lo siguiente: "yo seré fiel a mi religión, nada me hará a dar un paso atrás, esto es sagrado".

Allí se le marcó al neófito con un sello, el cual fue puesto primero al fuego, y la marca quedó abajo del pulmón izquierdo y esa marca era triangular y tenía colores grises y negros.

Y se le marcó también el nombre sobre los muslos del antebrazo izquierdo con letras negras y por último la pobre víctima, fue llevada ante la estatua de belleza terriblemente maligna que representa la Diosa Negra. Cruzó el discípulo las piernas al estilo Anagarika; puso sus manos sobre la cintura y luego triunfante regresó a su cuerpo físico, anheloso de seguir estudiando con más empeño la doctrina de Cherenzi, para tener el triste honor de ser más tarde un Anagarika.

Sólo nos falta conocer ahora la química oculta de las botellas que llevaron los magos negros al cuarto, para tratar su Cuerpo Astral.

Así pues, querido lector el sendero de la Diosa Negra es un sendero de tinieblas y en las tinieblas hay templos maravillosos y suntuosas iniciaciones negras. Belcebú es un Iniciado Negro de 13ª Iniciación. Y en cada Iniciación negra el Iniciado se va separando más y más del Intimo, hasta que se convierte en un horrible demonio.

La Diosa Negra está personificada por la maga negra Santa María, y la Diosa Blanca está personificada por María, la madre de Jesús. Estas son, pues, las dos Marías.

La Diosa Blanca, es el Alma de Diamante del Logos, y la esposa sacerdotisa oficia durante el culto de Magia Sexual, en el altar de la Diosa Madre del Mundo, y así se carga el hombre de las divinas fuerzas universales y se convierte en un dios.

Esa es la Madre del Cosmos, esa es María la madre de Jesucristo, esa es Astarté, esa es Cibeles, esa es Rea. Esa es la Diosa Madre del Mundo, el Alma de Diamante del Logos.

Las dos Marías viven en eterna lucha, María madre de Jesús y Santa María de la Altina, son las diosas rivales.

Cuando un mago negro ha armonizado su conciencia personal con la conciencia de la Diosa Negra, con la conciencia de Proserpina reina de los infiernos, entonces se convierte en un Anagarika, y en un demonio como Martín Igurre y sus secuaces del templo Anagarika.

He aquí querido lector, las iniciaciones tenebrosas que Cherenzi da a sus discípulos aprovechando la hora en que éstos se hallan durmiendo.

¿Cuál sería la sorpresa de Ernesto Lamí, el venerable Anagarika, cuando al desencarnar, se encontró rodeado de demonios? Más sin embargo, me atrevo a pensar que esto no le causó sorpresa, porque internamente ya estaba familiarizado con ellos, y es lógico que al entrar al Astral, con el Kundalini despierto negativamente por medio de la lujuria, ya era también el pobre Ernesto Lamí Instructor Titular de la Universidad de Cherenzi, otro demonio.

Que la paz sea contigo, dice al saludar al mago blanco y el saludado contesta, y con vuestro espíritu también.

El mago negro saluda así: Estáis servido demonio, y el demonio saludado responde, ¿y quién de los dos vale más?



El Matrimonio Perfecto o Puerta de Entrada a la Iniciación de Samael Aun Weor

Prefacio - Prólogo - Introducción - Capítulo 1º - Capítulo 2º - Capítulo 3º - Capítulo 4º - Capítulo 5º - Capítulo 6º - Capítulo 7º - Capítulo 8° - Capítulo 9° - Capítulo 10° - Capítulo 11°- Capítulo 12° - Conclusión - La marcha triunfal del Gnóstico