Fábulas en verso castellano

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar



Fábulas en verso castellano


de



Filigrana.svg

Índice

Fábula I: El treinta de abril - Fábula II: La joya milagrosa

Fábula III: La rosa y la zarza - Fábula IV: Los premios de la emperatriz

Fábula V: La verdad sospechosa - Fábula VI: Pedro Enreda

Fábula VII: El envidioso - Fábula VIII: La rosa amarilla

Fábula IX: Los cascabeles de oro - Fábula X: Timantes

Fábula XI: El retrato de Júpiter - Fábula XII: Blasito

Fábula XIII: Las espigas - Fábula XIV: La peonza y la perinola

Fábula XV: El látigo - Fábula XVI: La sardina y la ostra

Fábula XVII: El niño mono - Fábula XVIII: El espejo y el agua

Fábula XIX: La toalla - Fábula XX: El caballo de bronce

Fábula XXI: El santero - Fábula XXII: Los tres quejosos

Fábula XXIII: La lluvia de verano - Fábula XXIV: Los polvos de la madre Celestina

Fábula XXV: El árabe hambriento - Fábula XXVI: El dinero

Fábula XXVII: La fuente mansa - Fábula XXVIII: El oso y el elefante

Fábula XXIX: La visión y el libro - Fábula XXX: El abanico

Fábula XXXI: El cuervo y la zorra - Fábula XXXII: El comprador y el hortera

Fábula XXXIII: La fortuna - Fábula XXXIV: El diamante y el cristal

Fábula XXXV: El asno feliz - Fábula XXXVI: Esopo y el borrico

Fábula XXXVII: El cuadro del burro - Fábula XXXVIII: El jumento murmurador

Fábula XXXIX: El peral - Fábula XL: La luciérnaga y el sapo

Fábula XLI: Los caracoles - Fábula XLII: La sobriedad del gato

Fábula XLIII: El pescador - Fábula XLIV: La tierra de los cojos

Fábula XLV: El ruiseñor y la calandria - Fábula XLVI: El linajudo y el ciego

Fábula XLVII: El molinero - Fábula XLVIII: La escala

Fábula XLIX: La prudencia humana - Fábula L: La vida del hombre

Fábula LI: Júpiter y la oveja - Fábula LII: El alma de Salomón

Fábula LIII: El cangrejo - Fábula LIV: El león y la liebre

Fábula LV: Los viajes - Fábula LVI: El plantador

Fábula LVII: La mariposa y la efímera - Fábula LVIII: El extracto de la biblioteca

Fábula LIX: El canto del cisne - Fábula LX: La madre y el alma inocente

Fábula LXI: Los muertos envidiados - Fábula LXII: La regla general