Geografía/Animales

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Nota: En esta transcripción se ha mantenido la ortografía original.


Geografía : Animales (V. Historia Natural)

Hay ciertos animales que viven del mismo modo en todas las zonas hasta que el frío excesivo del polo ó que la tierra árida les niega la subsistencia: tales son la mayor parte de los animales domésticos, y también el zorro, el ciervo, la liebre, el conejo, la rata, el ratón, &c.

La zona tórrida abunda en animales como en vegetales. Los bosques antiguos abrigan elefantes, al paso que el rinoceronte y el hipopótamo recorren las orillas de los ríos llenos de cocodrilos y caimanes: esta es también la zona favorita del tigre, del león, del leopardo, la pantera, la onza, la hiena, la gacela, la cebra, la jirafa, y particularmente del camello y del dromedario, tan útiles para los habitantes de aquellos climas; puede añadirse también la vicuña del nuevo mundo. El león es casi particular del África y el tigre del Indostan.

Esta zona ofrece también serpientes de un tamaño enorme y de una fuerza superior á la de muchos cuadrúpedos. Se comparan muchas especies de reptiles de África con los palos de los navíos mas grandes, y se asegura que alguna vez han atemorizado á ejércitos enteros. Sin embargo, estas masas enormes no contienen veneno : este instrumento mortífero no se encuentra mas que en la serpiente cascabel y en otras especies mucho mas pequeñas.

En aquellas regiones se encuentran también pájaros adornados con los mas hermosos plumajes, y cuyos sonidos se aproximan mucho al de la voz humana. Algunos, como el avestruz, el casobar, el nandon y el condor tienen casi el tamaño de los cuadrúpedos, á los cuales se parecen un poco en la figura los dos primeros.

Los insectos en aquellas regiones se presentan de un modo de que no es fácil formarse una idea: las langostas y aun las moscas se reúnen en masas tan considerables que asolan la tierra y obligan á las poblaciones á abandonar sus hogares, huyendo de tan maligna plaga.

Los mares del trópico están también muy poblados: el tiburón abunda en ellos dotado de una ferocidad igual á la de las bestias flavas; los pescados de colores brillantes y variados, los alados que viven lo mismo en el aire que en el agua son particulares de los mares de la zona tórrida; los pescados de conchas son mas grandes y de un alimento mucho mas sabroso que los de los otros mares: allí es donde se pescan las tortugas que pesan de trescientas cincuenta á cuatrocientas libras. Las madréporas y las miléporas tienen conchas petrificadas que se adhieren las unas á las otras formando grandes rocas y aun islas que hacen la navegación peligrosa. Estos insectos marinos de la clase de los zoófitos han construido una porción de rocas de este género al rededor de la nueva Holanda.

En los mares glaciales, osos muy fuertes y feroces recorren los témpanos de hielo, impidiendo que los hombres se acerquen á ellos; en el océano, que bañan estas regiones polares, enormes ballenas y otros cetáceos confunden sus rugidos espantosos con el ruido horroroso de las tempestades. Muchos de estos tienen una conformación semejante á la de los animales terrestres: grandes huesos, sangre caliente y leche con la que las hembras crian á sus hijos. De todos los animales, la ballena es el que vive mas tiempo y también el que muere con mayor prontitud. Estos animales están cubiertos de una piel gruesa y aceitosa que los resguarda del frío y proporciona á los habitantes de aquellas regiones heladas una hermosa luz, y también les sirven de alimento.

En los mares del norte se crian los arenques y otras especies más pequeñas que tienen gran valor para la subsistencia del hombre. Durante el invierno estos pescados se dirigen en masas inmensas á los mares templados donde se hacen pescas abundantísimas.

No hay nada tan extraordinario como las especies animales de la nueva Holanda: á penas se encuentra allí uno solo de los cuadrúpedos que se conocen en las demás partes del mundo y ninguno de una importancia real.

Las inmensas colecciones que hay en algunos museos de historia natural hacen ver que se conocen en el globo cerca de cincuenta y seis mil especies de plantas criptógamas, (cuya reproducción está oculta ó poco conocida) y fanerógamas plantas de flores visibles); cuarenta y cuatro mil de insectos; dos mil quinientas de pescados; setecientas de reptiles; cuatro mil de pájaros y quinientas de mamíferos. La Europa sola contiene casi ochenta clases de mamíferos, cuatrocientas de pájaros y treinta de reptiles.