Nehemías: Capítulo 6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar





  1. Cuando Samballat, Tobías, Guésem el árabe, y los demás enemigos nuestros se enteraron de que yo había reconstruido la muralla y de que ya no quedaba en ella brecha alguna - aunque en aquel tiempo no estaban colocadas las hojas de las puertas -
  2. Samballat y Guésem mandaron a decirme: "Ven a entrevistarte con nosotros en Hakkefirim, en el valle de Onó." Pero ellos tramaban hacerme mal.
  3. Por eso les envié mensajeros para decirles: "Estoy ocupado en una obra importante y no puedo bajar; ¿por qué voy a dejar que la obra se pare abandonándola para bajar donde vosotros?"
  4. Cuatro veces me enviaron el mismo recado, y yo di la misma respuesta.
  5. Entonces Samballat me envió a decir por quinta vez lo mismo por un criado suyo que traía una carta abierta
  6. en la que estaba escrito: "Se oye entre las naciones, y así lo afirma Gasmu, el rumor de que tú y los judíos estáis pensando sublevaros; que para ello reconstruyes la muralla y tratas de hacerte su rey,
  7. que incluso has designado profetas para proclamar acerca de ti en Jerusalén: ¡Judá tiene rey! Estos rumores van a ser oídos por el rey; así que ven para que tomemos consejo juntos."
  8. Pero yo les mandé decir: "No hay nada de eso que dices; son invenciones de tu corazón."
  9. Porque lo que querían era meternos miedo, pensando: "Desfallecerán sus manos y no acabarán la obra." Pero, por el contrario, yo me reafirmé más.
  10. Había ido yo a casa de Semaías, hijo de Delaías, hijo Mehetabel, que se encontraba detenido. Dijo él: "Démonos cita en la Casa de Dios, en el interior del santuario; cerremos las puertas del santuario; porque van a venir a matarte, esta misma noche vienen a matarte."
  11. Pero yo respondí: "¿Un hombre como yo va a huir? ¿Qué hombre que sea como yo entraría en el santuario para salvar su vida? No iré."
  12. Pues comprendí que él no había sido enviado por Dios, sino que había dicho esta profecía sobre mí porque Tobías le había comprado,
  13. para que yo, llevado del miedo, lo hiciera así y pecase; y esto me diera mala fama y pudieran burlarse de mí.
  14. Acuérdate, Dios mío, de Tobías, por lo que ha hecho; y también de Noadía, la profetisa, y de los demás profetas que trataron de asustarme.
  15. La muralla quedó terminada el día veinticinco de Elul, en 52 días.
  16. Cuando se enteraron todos nuestros enemigos y todas las naciones de alrededor lo vieron, les pareció una gran maravilla y reconocieron que esta obra había sido realizada por nuestro Dios.
  17. En aquellos mismos días, los notables de Judá multiplicaron sus cartas dirigidas a Tobías y recibían las de éste;
  18. porque tenía en Judá muchos aliados, por ser yerno de Sekanías, hijo de Ará, y por estar casado su hijo Yehojanán con la hija de Mesullam, hijo de Berekías.
  19. Incluso llegaron a hablar bien de Tobías en mi presencia y le repetían mis palabras. Y Tobías mandaba cartas para intimidarme.


La Biblia - Antiguo Testamento - Nehemías

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13