Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


MARGARITA ABELLA CAPRILE 31

PARA S. M. LA REINA VICTORIA EUGENIA

Majestad: para hab1aros—gloria de mi destino—— Atravesé los mares y he cambiado de estrellas.

La Cruz del Sur, un tiempo, fué siguiendo mis huellas, Pero, al fin rezagada, se quedé en el camino.

Crucé por ecuadores cuajados de centellas, Dejando muy distantes el gran prodigio andino, Y la pampa que, a] brillo d~e1 astro vespertino, Llora infinitamente nostélgicas querellas.

Yo he venido a deciros que, en la América mia, Es orgullo ser hijos de la sana hidalguia Y del altivo empuje del énimo espafiol,

Y que la luz del Cristo de los conquistadores, Con su inmenso destello, nublé los resplandores Que ardian, milenarios, en el templo del Sol.

SOLEDAD

jAh, qué desolacién y qué vcansancio este infitil luchar,

cada espiritu es Como una isla

a la que nadie nunca arribaré!

Rodeado por el mar de su egoismo, o rodeado quizés

por el mar de zafiro del ensuefio cada espiritu siempre solo esté.

A través de esa hondura de ellos mismos ni las ideas llegarén jamés,

se desvirtfia nuestro pensamiento

al cruzar.