Página:Antologia Poesia Femenina Argentina.djvu/46

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


46 ANToLoGiA DE LA PoEsiA FEMENINA ARGENTINA

Ah! Con nada en el mundo, con ninguna riqueza

Podriais desquitaros al robarme la calma,

El sosiego intenso que mecia mi alma.

Ah, ni triunfos, ni gloria aplacan mi zozobra,

Pues cuanto més adquiero del Todo la certeza, Mi ma] sigue creciendo y mas impulsos cobra!

,°Oh, Sefior! Yo que en Ti depuse mi destino,

Y mi esperanza un dia.

Yo que en Ti he gozado la gran sabiduria;

Yo que en Ti he vivido; yo que en Ti he amado; Y en Ti he sumergido mi tan sediento sino, Para que me guiaras hacia un pais sofiado.

Y ahora que ya el mundo me ha robado la calma, A mi tu criatura,

Exenta de una mancha, dulce, sencilla y pura.

Dame, Sefior, ahora que sufro este dolor.

Con tu gracia infinita un bélsamo a mi alma,

Y, en cambio de la calma, jofréceme un amor!

DESPERTAR

Tocad a fiesta!

Que ya mi corazén ha despertado

de aquel letargo en que se hundiera otrora. Mi corazén, que se esquivaba tanto,

y dudaba, dudaba,

rie y se expande todo alborozado.

Dice su suerte al que a su vera pasa,

y de su dicha ufano,

quisiera confundir cielos y tierras

en un comfin abrazo.

De austero y solitario que fué entonces, el corazén ya se me ha vuelto humano. . .