Página:Daany Beédxe.djvu/78

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida


desde pequeños se les enseña que el bien de la comunidad, está por encima de lo individual.

Su estancia en esta augusta institución, responde a esta importante responsabilidad. Por eso ustedes son el fruto del nopal, la tuna por "florecer", de ahí su gran compromiso.

Del resultado de su "Batalla Florida", dependerá que ustedes apoyen y dirijan a nuestra comunidad, en su aspiración más exaltada y trascendente de la existencia. Mañana el fruto florecido tendrá que gobernar, administrar o convertirse en guardianes de nuestras divinidades, forma en la que se manifiesta “Aquél por quien se vive”, como hoy tratamos de hacerlo nosotros. Para que la memoria de nuestros Viejos Abuelos, viva en el corazón y en la mente, de los hijos de sus hijos.

Las palabras dichas por Serpiente de Fuego, provocaron una explosión en el interior de sus escuchas. Todo lo aprendido desde la primera infancia, se reacomodaba; tomaba un orden más lógico. Muchas tradiciones y costumbres tenían ahora una explicación que se ajustaba a la milenaria sabiduría. Esto los hizo sentirse más seguros y orgullosos de sí mismos y de su comunidad; más aferrados a su tierra, a su gente y a su historia. Al regreso al pueblo Águila Nocturna venía repitiendo un antiguo poema en su mente, que resonaba en toda su alma.

"¡Águilas y jaguares!
Uno por uno iremos pereciendo,
ninguno quedará

Medítenlo, oh guerreros,
aunque sea jade,
aunque sea oro,
también tendrá que ir
al lugar de los descarnados.

Pero yo digo:

78