Página:Grierson Primeros Auxilios.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


-14-

se distribuye por vasos á impulso del corazón, después de haber sido purificada en los pulmones por la introducción de gas oxígeno del aire indispensable para la vida, y por esto debe ser renovado constantemente. Esta sangre es producida por la transformación alimentos que el hombre toma para ser elaborados por el estómago, intestinos y órganos anexos, para luego ser absorbidos y llevados sin cesar al torrente circulatorio; pero que no sirve si no está bien oxigenada.


Esqueleto

Los huesos forman el esqueleto (lám. 1 a. b y c) ó armazón del cuerpo; son duros, resistentes y perdurables, cubiertos de una membrana: el periostro.

Los huesos sostienen las partes blandas y delicadas, rodean y protegen los órganos esenciales de la vida, (cerebro, médula espinal, corazón, pulmones, entrañas, etc.) y producen los movimientos por medio de las artículacíones y de los músculos. El esqueleto (lámina 1 a, b, c) está formado por doscientos huesos y se compone de las partes siguientes: cabeza tronco y extremidades (lám. 1 a, b, y c).

Los huesos, según su forma, se dividen en largos, planos y cortos.

Los largos se encuentran en las extremidades superiores é inferiores : clavícula, húmero, radio, cúbito, femur, tibia, peroné, falanges, etc., y son los que se rompen, (fracturan) más fácilmente y por lo tanto, son los que más nos interesa conocer. Los planos: huesos del cráneo, costillas, ilíacos, etcétera, son más di de fracturar y rodean órganos importantes, como corazas. Los huesos cortos: vértebras, huesos del carpo, tarso, etc., necesitan una enorme fuerza para romperse.

Los huesos en la niñez son blandos y flexibles, como el cartílago, doblańdose en vez de romperse; con la edad ó las enfermedades se vuelven duros y calcáreos, haciéndose frágiles; por esto se pro-