Página:La guirnalda literaria.djvu/165

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
dolóres sucre
157

I a los siete consagró
Su vida a tocar el piano.
Aunque del divino Apolo
La gracia en vano imploró,
No ha muerto Constancia, no,
Víctima del desgaño.




A UNOS OJOS ELOCUENTES.


Esos ojos que revelau
Con su elocuente mirada
Tu mente privilejiada
I tu vasta erudicion;

Esos ojos que en tus años
De hermosura i lozanía
Con denuedo i gallardía
Hirieron el corazón

De colejiales incautos;
De médicos, abogados;
Ministros i diputados
De toda edá i profesion;