Página:La guirnalda literaria.djvu/177

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
dolóres sucre
169

Si halla acaso en su camino
Entre abrojos una flor,
Se detiene a contemplarla
I por un instante olvida
Que pasaron de la vida
Las horas de la ilusion.

I yo, así como el viandante
Mira la flor hechicera,
Tu bella faz placentera
Me detengo a contemplar;
I sintiéndome inspirada
Por tu virjinal encanto,
Quiero suspender mi llanto
I ofrecerte mi cantar.

Mas fuera en vano mi esfuerzo
Por dejar atras las penas
I desatar las cadenas
De la dura adversidad;
I con el triste lenguaje
Del dolor i la esperiencia,
Oh! niña! fuera inclemencia
Tus placeres perturbar.

Que ordena el cuelo que cumpla
Mi austera mision sombría: