Página:La reforma educacional.djvu/14

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
— 10 —

 Era, como se ve, una eficaz manera de contribuir á la solidaridad del personal, y un tímido esbozo de los recientes atentados.

 El señor Fernández llevó, sin embargo, el presupuesto asi concebido á la respectiva comisión de la cámara de diputados... y volvió con él al ministerio.

 La cosa no era alarmante todavía. El flamante ministro podía ignorar las cuatro primeras reglas de la política, siendo á la vez un aventajado pedagogo. Verdad es que la presunción no estaba en relación con su bagaje: Tres ó cuatro artículos, y probablemente algunas opiniones en el seno de la familia...

 Aquellos, escritos en un estilo de galera empastelada, necesitaban que se les pusiese debajo: «este es un gallo» como al cuadro de Orbaneja[1]; pero, por lo mismo que nada decían, eran infinitamente interpretables.

 Parece que se ensayaba una defensa del clasicismo, en oposición del espíritu práctico impreso á la enseñanza por el doctor Magnasco. El talento engendra controversia y éstas le hacen resplandecer faceta que él mismo ignora.

 Así los cacógrafos contemporáneos, despre-

  1. Don Quijote. II P. Cap. III.