Página:Literatura policial en la Argentina. Waleis, Borges, Saer.djvu/23

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


se disculpó alegando que La Quotidiene había plagiado, a su vez, a Poe”. Para comprobar que esta anécdota de plagios en cadena no es puramente anecdótica basta confrontar la narrativa policial de A. Conan Doyle con la de E. A. Poe. Conan Doyle no sólo imita los relatos policiales de Poe en sus aspectos más generales (investigación de un crimen), no sólo reproduce también ciertos esquemas más especificos (la pareja Dupin-narrador se convierte en la pareja Holmes-narrador), no sólo copia situaciones (el detective es capaz de seguir los pensamientos de su amigo), sino que incluso copia frases. En "los crimenes de la calle Morgue”, por ejemplo, dice Dupin: al "autor" de “Un sanglante enigme" de haber plagiado a La Quotidiene, Forgues razones que deberían inducir a considerarlo fácilmente solucionable; me refiero a lo excesivo, Io outré de sus características. Tengo la impresión de que se considera ¡nsoluble este misterio por las mismas En El sabueso de los Baskerville, dice Holmes: merece ser examinado, y el mismo detalle que parece complicar un caso es el que más probabilidades tiene de elucidarlo. Cuanto más outré y grotesco sea un incidente, tanto más cuidadosamente y Holmes sobre Dupin y otros detectives que figura en las páginas iniciales de Estudio en escarlata ("Dupin fue un individuo de muy inferior calidad. El truco de irrumpir en los pensamientos de sus amigos con una observación pertinente después de un silencio de un cuarto de hora es realmente aparatoso y superficial”), repite una conversación análoga de "Los crímenes de la calle Morgue" entre Dupin y su amigo sobre Vidocq. (El truco al que alude despectivamente Holmes sería también copiado en ”La caja de cartón" y en "El paciente interno"). Sin embargo, la extraordinaria fidelidad con que fueron copiados algunos cuentos de Poe implicaba también una reducción del policial que quedó disimu- lada, precisamente, por la fidelidad con que esa reducción fue‘ llevada a cabo. En Poe, el género policial fue, lo mismo que en Borges (el Borges de las décadas del 30 y del 40), una poética de la narración. En sus textos, en su historia, el policial 24 Holmes plagia a Dupin hasta para despreciarlo. La conversación entre Watson