Página:Literatura policial en la Argentina. Waleis, Borges, Saer.djvu/24

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


Poe”, Borges era un lector atento a las posibilidades de los géneros), el policial proponía un camino diferente. La idea según la cual el policial de Poe está representado por un grupo de cinco textos, los relatos comúnmente reconocidos como relatos policiales de Poe, es una idea que corresponde a una concepción restricta y parcial del género policial. Esta concepción no lee el género en Poe: lee lo que sucede con el género policial después de Poe. Más tarde, cada vez que un narrador regresó al género policial para trabajar sobre sus posibilidades, esta mínima originalidad (se trataba, al fin y al cabo, de un retorno a Poe) fue considerada como un uso distanciado del género. Como esta situación se repetía demasiado frecuentemente, la crítica debió acuñar una frase ad hoc: ”Un texto policial que trasciende lo meramente policial". El policial se convirtió asi’ en un género irremediable: por un lado se lamentaba o se despreciaba su producción estereotipada; por el otro, se negaba o se relativizaba la presencia del género en los textos policiales que se apartaban del estereotipo. El razonamiento de Todorov (Los textos policiales no son originales porque si lo fueran no serían textos policiales) resume el argumento central de una concepción restricta del policial. se convertiría en un género estricto y monótono. Pero e_n sus posibilidades (como únicamente sus modalidades más ortodoxas y descartar los textos que renuevan la tradición del género? En la base de una concepción restricta del policial figura siempre un argumento sobre la originalidad. En general, este argumento se presupone”. En Todorov, aparece de un modo explícito. Escribe: Quien quiere ‘embellecer’ la novela policial, hace literatura, no novela policial. 6. ¿Cuáles son las razones de una concepción que prefiere incluir en el policial género policial sino algo que para Todorov, o para nuestra ideología romántica de la literatura, es condición de ese valor: la originalidad. Su afirmación, por lo tanto, podría reformularse así: Lo que está en juego en esta afirmación no es exactamente el valor estético del policial. _ Quien escribe novela policial de un modo original, hace literatura, no novela En otro lugar repite menos ambiguamente el argumento: