Página:Literatura policial en la Argentina. Waleis, Borges, Saer.djvu/9

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página no ha sido corregida


tales como la historia, la critica o la poesia, el país cuenta con exponentes de valia. La argumentación de Heredia no es inocente, porque precisamente en esta época Argentina conoce un formidable desarrollo económico que se traduce, en el plano urbano, en el crecimiento sin precedentes de Buenos Aires, bajo el impulso de la generación del 80 que ha tomado las riendas del poder. Esta evolución, comparable salvando las proporciones a la de las grandes ciudades europeas y norteamerica- nas, produjo un cierto número de circunstancias sociales favorables al nacimiento del género policial. Heredia coincide con Waleis y Gómez acerca del carácter pedagógico de la novela juridica, que considera como "el medio más poderoso de difundir ideas civilizadoras en el espíritu de las masas populares", dado que ”la literatura popular vive sólo en la novela". Gómez anuncia la evolución del folletín, pero olvida la poesia (el Martín Fierro en particular), el teatro (que el propio Varela habia practicado: Amor filial, drama en un acto y en verso, fue publicado en 1867, y El ciego, en tres actos, en 1871) y la canción en tanto que vectores de la cultura del pueblo. Procede luego a una clasificación de la novela en tres categorias: histórica (Walter Scott), de costumbres (el Quijote de Cervantes) y cientifica (Julio Verne), para situar el proyecto de Waleis en la encrucijada de las dos últimas. Reubica asi esta poética frente a sus responsabilidades sociales y a su compromiso ideológico, porque la lectura de los problemas sociológicos y la respuesta que el Estado tiene que aportar dependen de un modelo de pais que ha de ser construido. al “pobre desarrollo de la sociedad argentina", mientras que en otras disciplinas, Mirar el modelo (las caras del espejo) Waleis es el desarreglo de la armonía de la comunidad social, la ruptura de un equilibrio que los organismos encargados de la gestión social deben restablecer. La historia de las novelas jurídicas es pues la historia del restablecimiento de un orden alterado, mediante una operación que consiste en "combler une absence”, a partir de la reco_nstitución de un pasado que explica las causas del delito. Este desarreglo tiene que ser "ejemplar", espectacular incluso, y despertar el mayor interés popular (“Es un caso que va a ser célebrew", se lee en La hueIIa..., donde 9 Como para Gaboriau, Leroux o Doyle, el punto de partida de las novelas de