Página:Recordacion Florida Tomo I.pdf/22

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada
duscurso preliminar. XI

creyó que á su honra cumplía seguir á los que fueron sus compañeros en las otras jornadas, y alistóse en la de Cortés; esperando hallar en el tercer viaje el premio que en los anteriores no había conseguido. A las órdenes de aquel héroe, si no el primero, uno de los más grandes capitanes que la historia memora, se embarcó nuestro soldado el 10 de Febrero de 1519 en el navío San Sebastián, que mandaba el valeroso Pedro de Alvarado, y llegó á Cozumel dos días antes que el del caudillo y los otros buques que le seguían.

 Después de tomar allí algún descanso, siguieron su viaje el día 1.º de Marzo. «Embarcamos en Cozumel, é dimos velas é con muy buen tiempo íbamos nuestra derrota, dice en su historia, cuando vimos virar y retroceder al puerto el buque de Juan de Escalante.» «Al notarlo Cortés, exclamó: — ¿Qué es aquello? ¿qué es aquello? Y un soldado que se decía Zaragoza[1] le respondió que se anegaba el navio de Escalante, que era á donde iba el cazabe.»[2] Entonces Cortés mandó al piloto Alaminos que hiciese las señales á todos los navíos para que arribasen á Cozumel, como lo hicieron, y llegados, descargaron y compusieron el navío que hacía agua. Uno de los cuatro días que en esto se ocuparon, presentóse á los españoles el náufrago medio indianizado Jerónimo de Aguilar, que el providente acaso había lanzado allí cinco años antes para que aprendiera la lengua de los naturales y sirviese en esta ocasión á Cortés, como sirvió eficazmente, de gran auxiliar en la realización de sus temerarias empresas.

 Alistado ya el buque, recorridos los demás y embarcados

  1. Miguel de Zaragoza, padre de Juan, escribano público en Mexico que medió en las probanzas de Bernal Díaz. Véase Adiciones y aclaraciones, pag. 370 y siguientes y 410-416.
  2. Cazabe, Casabe, Casabi. — Torta circular y delgada hecha de la raíz de la yuca agria, rallada y exprimido el jugo venenoso de la planta: cuécese en el Burén ú hornillo de barro, echando por un cedazo la fécula, que se extiende y comprime con una paleta ó tablilla ó Cuisa, hasta que cocida de un lado se vuelve del otro; luego se saca y enfría: puede conservarse mucho tiempo si no se moja, y es alimento sano.