Página:Recordacion Florida Tomo I.pdf/41

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada
XXX Biblioteca de los Americanistas.

antes que nadie y acompañado de algunos deudos, entraba en San Gil de Buenavista. Siguióle luego el grueso de la gente, que al llegar á tan pequeña población, desprovista de comestibles y de todo recurso, por tenerla continuamente bloqueada los enemigos indios del contorno, sufrió el triste desengaño que es de suponer; viéndose otra vez obligado el caudillo, para evitar los males consiguientes á la carestía, á emplear el conocido procedimiento de adquirirlos asaltando las haciendas de los indígenas que contenían maíz. Elegidos, como siempre, para cumplir tales funciones Bernal Díaz y los vecinos de Guazacoalco, capitaneados por Luis Marín, fueron á buscarlo en el camino de Naco, y habiendo hallado á ocho leguas de distancia grandes estancias con cacahuatales, muy bien provistas del codiciado grano y de frisóles, avisaron al caudillo de la riqueza de la tierra. Éste, que tocaba ya los inconvenientes de tener tanta gente reunida donde los medios escaseaban, envió allá á Gonzalo de Sandoval con la mayor parte del ejército y la orden de mantenerle en el país y ocuparle en exploraciones hasta que otra cosa dispusiese.

 Mientras la expedición iba á su destino, aproximóse á la costa un buque procedente de Cuba con cargamento de pan cazabe, pipas de tasajo salado y algunos caballos y puercos; todo lo cual compró Cortés al fiado á su dueño Antón de Camargo, para repartir entre los necesitados vecinos de la villa y para abastecer un bergantín en que se proponía reconocer las riberas de aquel gran río, como lo verificó en el espacio de veinte días. Persuadido de que la tierra no prometía lo que esperaba, regresó á San Gil de Buenavista y escribió á Sandoval pidiéndole diez soldados de los de Guazacoalco, porque sin ellos no se hallaba en las entradas, y ordenándole á la vez que con el ejército fuese á Naco, en tanto que él, con los vecinos de la villa, se dirigía á Puerto de Caballos para poblarle. Dispuesto todo, embarcó la gente, trasladóse á aquel puerto, fundó con cuarenta y cinco vecinos la que nombró villa de la Natividad, y dejando por gobernador á Diego de Godoy, trasladóse seguidamente á