Proverbios: Capítulo 17

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar





  1. Mejor es un mendrugo de pan a secas, pero con tranquilidad, que casa llena de sacrificios de discordia.
  2. El siervo prudente prevalece sobre el hijo sin honra; tendrá, con los hermanos, parte en la herencia.
  3. Crisol para la plata, horno para el oro; los corazones, Yahveh mismo los prueba.
  4. El malo está atento a los labios inicuos, el mentiroso presta oído a la lengua perversa.
  5. Quien se burla de un pobre, ultraja a su Hacedor, quien se ríe de la desgracia no quedará impune.
  6. Corona de los ancianos son los hijos de los hijos; los padres son el honor de los hijos.
  7. Al necio no le sienta un lenguaje pulido, y aún menos al noble un hablar engañoso.
  8. El obsequio es un talismán, para el que puede hacerlo; dondequiera que vaya, tiene éxito.
  9. El que cubre un delito, se gana una amistad el que propala cosas, divide a los amigos.
  10. Más afecta un reproche a un hombre inteligente que cien golpes a un necio.
  11. El malvado sólo busca rebeliones, pero le será enviado un cruel mensajero.
  12. Mejor topar con osa privada de sus cachorros que con tonto en su necedad.
  13. Si uno devuelve mal por bien no se alejará la desdicha de su casa.
  14. Entablar proceso es dar curso libre a las aguas; interrúmpelo antes de que se extienda.
  15. Justificar al malo y condenar al justo; ambas cosas abomina Yahveh.
  16. ¿De qué sirve la riqueza en manos del necio? ¿Para adquirir sabiduría, siendo un insensato?
  17. El amigo ama en toda ocasión, el hermano nace para tiempo de angustia.
  18. Es hombre insensato el que choca la mano y sale fiador de su vecino.
  19. El que ama el pecado, ama los golpes, el que es altanero, busca la ruina.
  20. El de corazón pervertido, no hallará la dicha; el de lengua doble caerá en desgracia.
  21. El que engendra un necio, es para su mal; no tendrá alegría el padre del insensato.
  22. El corazón alegre mejora la salud; el espíritu abatido seca los huesos.
  23. El malo acepta regalos en su seno, para torcer las sendas del derecho.
  24. Ante el hombre inteligente está la sabiduría, los ojos del necio en los confines de la tierra.
  25. Hijo necio, tristeza de su padre, y amargura de la que lo engendró.
  26. No es bueno poner multa al justo, golpear a los nobles es contra derecho.
  27. El que retiene sus palabras es conocedor de la ciencia, el de sangre fría es hombre inteligente.
  28. Hasta al necio, si calla, se le tiene por sabio, por inteligente, si cierra los labios.



La Biblia - Antiguo Testamento - Proverbios

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16
17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31