Proverbios: Capítulo 2

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar





  1. Hijo mío, si das acogida a mis palabras, y guardas en tu memoria mis mandatos,
  2. prestando tu oído a la sabiduría, inclinando tu corazón a la prudencia;
  3. si invocas a la inteligencia y llamas a voces a la prudencia;
  4. si la buscas como la plata y como un tesoro la rebuscas,
  5. entonces entenderás el temor de Yahveh y la ciencia de Dios encontrarás.
  6. Porque Yahveh es el que da la sabiduría, de su boca nacen la ciencia y la prudencia.
  7. Reserva el éxito para los rectos, es escudo para quienes proceden con entereza,
  8. vigila las sendas de la equidad y guarda el camino de sus amigos.
  9. Entonces entenderás la justicia, la equidad y la rectitud: todos los senderos del bien.
  10. Cuando entre la sabiduría en tu corazón y la ciencia sea dulce para tu alma,
  11. velará sobre ti la reflexión y la prudencia te guardará,
  12. apartándote del mal camino, del hombre que propone planes perversos,
  13. de los que abandonan el recto sendero para ir por caminos tenebrosos,
  14. de los que se gozan en hacer el mal, se regocijan en la perversidad,
  15. cuyos senderos son tortuosos y sus sendas llenas de revueltas.
  16. Ella te apartará de la mujer ajena, de la extraña de melosas palabras,
  17. que ha dejado al amigo de su juventud y ha olvidado la alianza de su Dios;
  18. su casa está inclinada hacia la muerte, hacia las sombras sus tortuosos senderos.
  19. Nadie que entre por ella volverá, no alcanzará las sendas de la vida.
  20. Por eso has de ir por el camino de los buenos, seguirás las sendas de los justos.
  21. Porque los rectos habitarán la tierra y los íntegros se mantendrán en ella;
  22. pero los malos serán cercenados de la tierra, se arrancará de ella a los desleales.



La Biblia - Antiguo Testamento - Proverbios

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16
17 - 18 - 19 - 20 - 21 - 22 - 23 - 24 - 25 - 26 - 27 - 28 - 29 - 30 - 31