San Juan - Capítulo 13

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar




1. Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.

2. Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle,

3. sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía,

4. se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó.

5. Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido.

6. Llega a Simón Pedro; éste le dice: «Señor, ¿tú lavarme a mí los pies?»

7. Jesús le respondió: «Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora: lo comprenderás más tarde.»

8. Le dice Pedro: «No me lavarás los pies jamás.» Jesús le respondió: «Si no te lavo, no tienes parte conmigo.»

9. Le dice Simón Pedro: «Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza.»

10. Jesús le dice: «El que se ha bañado, no necesita lavarse; está del todo limpio. Y vosotros estáis limpios, aunque no todos.»

11. Sabía quién le iba a entregar, y por eso dijo: «No estáis limpios todos.»

12. Después que les lavó los pies, tomó sus vestidos, volvió a la mesa, y les dijo: «¿Comprendéis lo que he hecho con vosotros?

13. Vosotros me llamáis "el Maestro" y "el Señor", y decís bien, porque lo soy.

14. Pues si yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis lavaros los pies unos a otros.

15. Porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros.

16. «En verdad, en verdad os digo: no es más el siervo que su amo, ni el enviado más que el que le envía.

17. «Sabiendo esto, dichosos seréis si lo cumplís.

18. No me refiero a todos vosotros; yo conozco a los que he elegido; pero tiene que cumplirse la Escritura: = El que come mi pan ha alzado contra mí su talón. =

19. «Os lo digo desde ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, creáis que Yo Soy.

20. En verdad, en verdad os digo: quien acoja al que yo envíe me acoge a mí, y quien me acoja a mí, acoge a Aquel que me ha enviado.»

21. Cuando dijo estas palabras, Jesús se turbó en su interior y declaró: «En verdad, en verdad os digo que uno de vosotros me entregará.»

22. Los discípulos se miraban unos a otros, sin saber de quién hablaba.

23. Uno de sus discípulos, el que Jesús amaba, estaba a la mesa al lado de Jesús.

24. Simón Pedro le hace una seña y le dice: «Pregúntale de quién está hablando.»

25. El, recostándose sobre el pecho de Jesús, le dice: «Señor, ¿quién es?»

26. Le responde Jesús: «Es aquel a quien dé el bocado que voy a mojar.» Y, mojando el bocado, le toma y se lo da a Judas, hijo de Simón Iscariote.

27. Y entonces, tras el bocado, entró en él Satanás. Jesús le dice: «Lo que vas a hacer, hazlo pronto.»

28. Pero ninguno de los comensales entendió por qué se lo decía.

29. Como Judas tenía la bolsa, algunos pensaban que Jesús quería decirle: «Compra lo que nos hace falta para la fiesta», o que diera algo a los pobres.

30. En cuanto tomó Judas el bocado, salió. Era de noche.

31. Cuando salió, dice Jesús: «Ahora ha sido glorificado el Hijo del hombre y Dios ha sido glorificado en él.

32. Si Dios ha sido glorificado en él, Dios también le glorificará en sí mismo y le glorificará pronto.»

33. «Hijos míos, ya poco tiempo voy a estar con vosotros. Vosotros me buscaréis, y, lo mismo que les dije a los judíos, que adonde yo voy, vosotros no podéis venir, os digo también ahora a vosotros.

34. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros.

35. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.»

36. Simón Pedro le dice: «Señor, ¿a dónde vas?» Jesús le respondió: «Adonde yo voy no puedes seguirme ahora; me seguirás más tarde.»

37. Pedro le dice: «¿Por qué no puedo seguirte ahora? Yo daré mi vida por ti.»

38. Le responde Jesús: «¿Que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes que tú me hayas negado tres veces.»



La Biblia - Nuevo Testamento - Evangelio según San Juan

I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII

XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI