Acta del Cabildo de Loja (1 de Enero de 1699)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

ELECCIÓN DE ALCALDES ORDINARIOS PARA EL AÑO DE MIL SEISCIENTOS NOVENTA Y NUEVE AÑOS EN LA CIUDAD DE LA CONCEPCIÓN DE LOJA.

En la Ciudad de la Concepción de Loxa, en primero día del mes de Enero, año de mil seiscientos y noventa y nueve, el Cabildo, Justicia y Regimiento de esta dicha Ciudad, es a saber el General Don Francisco Pérez de Tagle, Corregidor y Justicia y Lugarteniente de Capitán General de esta dicha Ciudad; el Capitán Nicolás Román, Alcalde Ordinario en ella; Capitanes: Don Josef Manuel de Aguilera y Gamboa, Alférez Real, Don Pedro Muñoz Chamorro, Alguacil Mayor, Don Juan de Hinojosa y Torres, Depositario General; Alférez Don Sebastián de Arcentales, Procurador General. No asistieron los Capitanes Don Antonio de Escobar y Quintanilla, Alcalde Ordinario, por estar enfermo y en cama, y en la misma conformidad, por estarle también el Capitán Don Felipe Tamayo del Castillo, Fiel Ejecutor y Alguacil Mayor, Titular del Santo Oficio. Estando en Ayuntamiento, como lo han de uso (y) costumbre todos los Años nuevos, para tratar y conferir sobre las elecciones de Alcaldes Ordinarios, Procurador General, Mayordomo de la Ciudad y Mayordomo del Hospital Real, propuso el dicho Corregidor de que sus Señorías viesen por la utilidad de la República en sacar Alcaldes que fuesen personas beneméritas y de experiencia. A que dicho Alférez Real respondió que esa era su obligación, como (de) todos los de este Cabildo, y que en esta conformidad daban los votos siguientes:

El primero dio su voto el dicho Alférez Real, por Alcalde Ordinario de Primer Voto, al General Don Juan Bautista de Bardaxí y Ascón, Corregidor y Justicia Mayor que fue de esta dicha Ciudad, en cuyo tiempo obró cumpliendo con las obligaciones de su persona, y por Alcalde de Segundo Voto al Capitán Don Francisco de Riofrío y Peralta, con la alternativa que es costumbre en esta Ciudad; por Procurador General y Mayordomo de la Ciudad, al Alférez Don Sebastián Arcentales, y por Mayordomo del Hospital Real de esta Ciudad, al Maestro Don Mateo de Neira y Cevallos, Capellán dél. El dicho Don Pedro Muñoz Chamorro, Alguacil Mayor, dio sus votos de Alcalde Ordinario por primero al Capitán Don Antonio Ramírez de Arellano, y el segundo al Maestre de Campo Don Pedro Sánchez de Arellano, con la alternativa; por Procurador General al dicho Alférez Don Sebastián de Arcentales, y por Mayordomo de la Ciudad, a Cristóbal de Torres, y por Mayordomo del Hospital Real, (al) Alférez Bartolomé Carrasco. El dicho capitán Don Juan de Hinojosa y Torres, Depositario General, dijo que se conformaba con las elecciones y votos del dicho Alguacil Mayor en todo y por todo. Y el dicho Corregidor aprobó la elección hecha de los Capitanes, Alguacil Mayor y Depositario General. Y, en su conformidad confirmó dicha elección en nombre de Su Majestad y con el oficio que ejerce en su Real nombre. Y habiendo el dicho Capitán Nicolás Román entregado la vara, dando las debidas gracias por las honras que le habían hecho (en) este dicho Cabildo, quien se las retornó, agradeciéndole la buena cuenta que había dado de su persona. Con lo cual, y por estar enfermo el dicho Capitán Don Antonio de Escobar, que no asistió, como dicho es, por dicha enfermedad, y por estar los dichos Alcaldes nuevo electos fuera de esta Ciudad, no se les entregó las varas, y, en el ínter que vengan, depositaron las varas, la una en el dicho Alférez Real y la otra en el dicho Depositario General. Y estando presente el dicho Alférez (Real) Don Sebastián de Arcentales, aceptó dicho cargo de Procurador General de la Ciudad, y juró a Dios y a una Señal de Cruz, de que usará dicho cargo bien y legalmente, a su leal saber y entender. Y si así lo hiciere, Dios Nuestro Señor le ayude, y al contrario, se lo demande. Y a la conclusión dixo: Si Juro y Amén. Y en la misma conformidad, habiendo comparecido los dichos Cristóbal de Torres, Mayordomo de la Ciudad y el Alférez Bartolomé Carrasco, Mayordomo del Hospital Real, hicieron el juramento acostumbrado en la forma arriba dicha. Y en este estado el dicho Alférez Real pidió se le diese un tanto de este Cabildo por testimonio, y los dichos Capitulares mandaron se le diese. Con lo cual se acabó dicho Cabildo. Y lo firmaron, actuando ante Nos a falta de Escribanos.

Don Francisco Pérez de Tagle. Don José Manuel de Aguilera y Gamboa. Don Pedro Muñoz Chamorro. Don Juan de Torres Hinojosa. Don Sebastián de Arcentales. Bartolomé Carrasco.

Bibliografía[editar]

  • Anda Aguirre, Alfonso. Actas del Cabildo Colonial de la Ciudad de la Inmaculada Concepción de Loja 1547 - 1812. Año 1995 Publicaciones del Archivo Municipal de Historia de Quito. Página(s): 174 a 175.