Afectos de odio y amor: 011

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 011 de 206
Afectos de odio y amor Jornada I Pedro Calderón de la Barca


CASIMIRO:

Suspende la lengua,
no la nombres, calla, calla;
no la acuerdes, cesa, cesa.
¿Pero qué digo? ¿Qué afecto
comunero de mi idea
me amotina el vasallaje
de sentidos y potencias,
obligándoles que rompan
con desmandada obediencia
la ley del silencio? ¡Oh, nunca
traidoramente halgüeña
hubieras, como dijiste,
puesto a un perdido en la senda!,
porque nunca hubiera yo,
complacida tu cautela,
declarádome al mirar
cuanto de mí me enajena,
cuanto tras sí me arrebata
solo el nombre de esa fiera.
¡Mas, ay!, que al de la justicia,
¿qué delincuente no tiembla?


<<<
>>>