Afectos de odio y amor: 017

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 017 de 206
Afectos de odio y amor Jornada I Pedro Calderón de la Barca


CASIMIRO:

Él, no sé si con el mesmo
deseo, mas con la mesma
acción, a mí se adelanta,
y echadas ambas viseras
cala el can, y calo el can,
y al torno de media vuelta,
con dos preguntas de fuego
habló el plomo en dos respuestas.
Fue más dichosa la mía,
pues repitió el eco della:
«¡ay de mí!», desamparando
borrén, fuste, estribo y rienda.
Parecerate que estás
oyendo alguna novela,
y más si dijese agora
que Adolfo, por las caderas
del caballo, vino a dar
casi a los pies de Cristerna,
que entonces llegaba; pues
no hermana te lo parezca,
porque tal vez hay verdades
que parece que se inventan.
Reconoce las divisas,
y sañudamente fiera,
por pasar a la venganza,
no se embaraza en la ofensa.


<<<
>>>