Afectos de odio y amor: 027

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 027 de 206
Afectos de odio y amor Jornada I Pedro Calderón de la Barca


TURÍN:

Fue forzoso.

CASIMIRO:

¿Cómo?

TURÍN:

Como si no hiciera
esto, en un instante estaba
acabada la comedia,
y yo me holgara por ver
una deste autor pequeña.

CASIMIRO:

Pues por Dios, que he [de] ver yo,
ya que ese paso me cierran,
si sé abrir otro a mis ansias.
Ven, Turín, conmigo. Ciega
imaginación de un loco,
si sales con lo que piensas,
prevén al grande teatro
del mundo, que cuando vea
la más rara, más estraña,
más caprichosa, más nueva
locura de amor, que pudo
ganar nombre de fineza,
no la censura, porque
si novedades no hubiera,
la admiración se quedara
inútil al mundo, fuera
de que no es gran novedad
que un desdichado pretenda
ganar una alma por armas,
ya que por armas la pierda.


<<<
>>>