Afectos de odio y amor: 065

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 065 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


CRISTERNA:

¿Sois noble en ella?

CASIMIRO:

No sé.

CRISTERNA:

¿Eso ignoráis?

CASIMIRO:

Es preciso.

CRISTERNA:

¿Cómo?

CASIMIRO:

Como nunca el pobre
es ni bien ni mal nacido,
bien, porque otro ha de dudarlo,
mal, porque él no ha de decirlo.
Un soldado de fortuna
soy, no más, que peregrino
vengo buscando la guerra,
sin más favor, más arrimo,
más lustre, ni más caudal
que esta espada, de quien fío,
que ella ha de decir quién soy,
si es que el enigma no olvido
del sabio que preguntó
quién después de haber nacido
había engendrado a sus padres,
y otro el soldado le dijo
que los padres del soldado
solo son sus hechos mismos,
con tan gran novedad como
nacer primero los hijos.


<<<
>>>