Afectos de odio y amor: 074

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 074 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


SIGISMUNDO:

 ([Aparte.]
Hagamos del ladrón fiel,
pues saberlo ella es preciso,
día más a menos), fuera
ignorarlas vós delito;
mayormente, cuando dellas
puede ser que el hado impío
desarrugue el ceño y saque
de un estrago dos alivios.
Una es que no se sabe,
señora, de Casimiro,
y se cree que, perturbado
de una melancolía el juicio,
furioso se arrojó al Tanais,
pues cerrado y escondido
en una galería, nadie
salir, señora, le ha visto.
Otra es que Auristela viene
en su ausencia, con motivos
de ponerme en libertad,
cuyo ejército, vecino
ya a vuestra raya, esperando
las diversiones del mío
está.


<<<
>>>