Afectos de odio y amor: 093

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 093 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


ROBERTO:

Pues repara,
ya que llegaste hasta aquí,
falseando a las centinelas,
de nombre y seña las guardas.
Ya el campo en quietud, ¿qué aguardas?
Durmiendo está, ¿qué recelas?

CASIMIRO:

Bien, guerra, ladrón atroz
del siglo, tu horror te muestra,
pues hiciste llave maestra
de todo un reino una voz,
sujeta a una vil cautela.
¿A quién, cielos, no da espanto
el mirar que duerman tanto,
solo en fee de que uno vela?

ROBERTO:

¿Qué esperas? Llega conmigo,
pues que durmiendo está allí.
(Vanse los soldados.)

CASIMIRO:

Retiraos, y solo a mí
me dejad; que si consigo
mi intento, yo os llamaré
a su tiempo.


<<<
>>>