Afectos de odio y amor: 096

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 096 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


ARNESTO:

¡Ha de la guarda! Entre el ruido
la voz de Auristela oí.
Acudid; mas ¡ay de mí!,
que en un cadáver herido
tropecé, a tiempo que ella
de aquí falta. ¡Qué recelos!
¡Auristela!

AURISTELA:

(Lejos.)
¡Piedad, cielos!

ARNESTO:

Su voz, ¡ay de mí!, es aquella
que ya en ecos desmayados,
dentro se oye de la sierra.
¡Traición, traición!
(La caja, y sale ARNESTO.)

TODOS:

¡Arma, guerra!

AURISTELA:

(Lejos.)
¡Ay de mí, infeliz!


<<<
>>>