Afectos de odio y amor: 097

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 097 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


(Vuelven a salir con ella desmayada, y pónenla en el suelo.)
CASIMIRO:

(Dentro.)
¡Soldados!,
pues ya vencida la raya,
no tenemos que temer
que la puedan socorrer,
y ella el aliento desmaya,
tanto, que casi sin vida
ha quedado; aquí podemos
repararla, pues tenemos
por nuestra esta entretejida
estancia del monte, en quien
defendernos, cuando fuera
posible que la siguiera
su ejército; y así es bien,
que las dos tropas montadas
estén, en tanto, ¡ay de mí!,
que vuelve o no vuelve en sí,
porque sus luces cobradas
con las del sol, a quien vemos
que ya comienza a lucir,
pueda en un caballo ir.


<<<
>>>