Afectos de odio y amor: 102

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 102 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


CASIMIRO:

Sí.
Pues que no puedo de mí.
Conmigo, Auristela, ven
donde veas que gobierna
mi acción superior poder.

AURISTELA:

¿A qué he de ir yo huyendo?

CASIMIRO:

A ser
prisionera de Cristerna.

AURISTELA:

¿Qué dices?

CASIMIRO:

Que en este empeño
mi honor está.

AURISTELA:

Ahora creí
que fue cierto el frenesí,
ya que no lo fue el despeño:
¿De Cristerna prisionera
yo por ti?

CASIMIRO:

No digas más,
que presto vengar podrás
ese error.


<<<
>>>