Afectos de odio y amor: 105

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 105 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


AURISTELA:

No sé
lo que haré, allá lo verás.
(Vase.)

CASIMIRO:

Y aquí, porque ¿qué esperanza
habrá en mujer ofendida,
que está en que calle mi vida
y en que hable su venganza?
(Salen CRISTERNA y LESBIA.)

LESBIA:

¿Tan de mañana, señora,
en el jardín?

CRISTERNA:

Un cuidado
pocas veces, Lesbia, supo
guardar el sueño al descanso.
A aquel soldado estranjero
envié a una facción, fiando
dél y della dos efectos,
bien considerables ambos:
Uno, porque en él estriba
la quietud de mis estados,
si le consigo; y otro,
porque si por él le alcanzo,
desempeño el homenaje
de dar a nadie la mano.


<<<
>>>