Afectos de odio y amor: 126

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 126 de 206
Afectos de odio y amor Jornada II Pedro Calderón de la Barca


(Salen CASIMIRO y TURÍN.)
CASIMIRO:

Viéndote sola, no pierda
(pues tuerce Cristerna el paso,
viniendo hacia aquí, a otra parte)
la ocasión en que, postrado
a tus pies una y mil veces,
ponga en su estampa mis labios.

TURÍN:

Y yo haga de sus tres puntos
para mi rostro tres clavos,
con que andan frente y mejillas
como tres con un zapato.
(Vuelve SIGISMUNDO.)

AURISTELA:

No tienes que agradecerme
tú lo que yo por mí hago.

SIGISMUNDO:

Hacia otra parte volvió
Cristerna, quizá buscando
a Auristela, y yo, por ver
si logro otro breve espacio,
vuelvo otra vez. Mas con ella
hablando está aquel soldado
que, en fin, como aborrecido,
en cualquier parte le hallo.
Esperaré a que se vaya.


<<<
>>>