Afectos de odio y amor: 143

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 143 de 206
Afectos de odio y amor Jornada III Pedro Calderón de la Barca


CRISTERNA:

¿Qué importó que un estranjero,
en los trances de una lid,
me diese la vida? ¿Qué
que originase de allí,
envuelto en proprio y ajeno
raudal de húmedo carmín,
la prisión de Casimiro,
ni la vitoria? Y en fin,
¿qué importó que prisionera,
con el orden que le di,
a Auristela me trujese?
¿Ya no se lo agradecí
con puestos y con honores?
¿Pues qué tiene que añadir
la imaginación, si es
o no es lo que presumí,
para andarse vacilando
en haber llegado a oír
que Auristela quién es calla,
y que por servirme a mí
falta a sus obligaciones?
Y cuando todo sea así,
que él sea más y que ella sea
el alma de aquel matiz,
¿no es más para agradecido
que para culpado? Sí.


<<<
>>>