Afectos de odio y amor: 144

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 144 de 206
Afectos de odio y amor Jornada III Pedro Calderón de la Barca


CRISTERNA:

Pues bien, ¿qué me aflige? Pero
si aun no me dejo afligir,
¿qué he de hacer, ¡ay de mí!,
pues no hay más remedio al sentir que el sentir?
¿Mas, qué digo? ¿Dónde está
de mi espíritu gentil
la altivez? ¿Dónde el denuedo
de mi ánimo varonil,
ni dónde, cuando pretenda
de todo ese azul viril
(a instancia quizá de Venus,
deidad que no conocí),
familiar astro de amor,
agobiarme la cerviz,
hasta quien tomar merezca
mi influjo a su cargo?
(Sale CASIMIRO, con un papel.)

CASIMIRO:

Aquí.

CRISTERNA:

Siempre han de ser unas voces
oráculo para mí.

CASIMIRO:

¿En qué, señora, os ofende
quien os sirve, que aún no oís
que aquí la respuesta está
de aquel orden con que fui?


<<<
>>>