Afectos de odio y amor: 159

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 159 de 206
Afectos de odio y amor Jornada III Pedro Calderón de la Barca


AURISTELA:

Sí.
Sigismundo, que conmigo
hablaba, oyendo que fui
dese ignorado estranjero
presa, siéndole adalid
de aquella interpresa, tanto
le aborreció, que al oír
que se ausentaba, no pudo
consigo mismo sufrir,
sin que su ofensa y mi ofensa
vengase, verle partir;
y así, ciego...

CRISTERNA:

Bien está,
y aunque debiera sentir
verle exceder las licencias
de prisionero, hay en mí
valor para tolerar
mayores quejas.

AURISTELA:

¡Oh, si
la vuelta de Casimiro
pusiese a todo esto fin!
(Vase.)


<<<
>>>