Afectos de odio y amor: 168

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 168 de 206
Afectos de odio y amor Jornada III Pedro Calderón de la Barca


ARNESTO:

Si Casimiro supiera
que habíades de salir,
no hubiera determinado,
atento al justo cuidado
de hacer la salva y pedir
licencia a Cristerna, entrar
de secreto; y siendo así
que disculpado hasta aquí
quede, en cuanto al aceptar
vuestro hospedaje, yo haré
que le dé por recibido,
porque el orden que ha traído
más conforme a su deseo,
es, señor, aposentalle
al pie de aquesa montaña,
en sus tiendas de campaña.
Y así habréis de perdonalle,
que en ella os veréis los dos.

FEDERICO:

A mí me toca hospedar
a él, despedir o aceptar.
Quedad con Dios.
(Vase.)

ARNESTO:

Id con Dios.
¿Qué es lo que vós me mandáis?


<<<
>>>