Afectos de odio y amor: 181

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 181 de 206
Afectos de odio y amor Jornada III Pedro Calderón de la Barca


CASIMIRO:

A todos admira ver
que hoy el que era ayer no soy,
como si estas plantas hoy
no fueran señas de ayer.
Y para satisfacer
que en mí no hay mudanza alguna
de mi fortuna importuna,
dije ser soldado. Pues
¿en qué mentí? ¿Qué rey no es
un soldado de fortuna?
Ella fue la que de mí
triunfó el día que triunfé,
no digo porque os amé,
pero digo porque os vi.
Si dichoso os ofendí,
desdichado lo he llorado;
porque, ¿qué más desdichado
que el que, a un delirio rendido,
dio fuerza al haber creído
que se hubiese despeñado?
Deste error, si es que fue error
ocultarme donde fuera
el valor el que me diera,
no que impidiera el valor,
causa de vuestro rencor,
que viendo cuanto ofrecía
al que la persona mía,
viva o muerta os entregara,
no quise que otro lograra
la dicha que yo perdía.


<<<
>>>