Afectos de odio y amor: 190

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 190 de 206
Afectos de odio y amor Jornada III Pedro Calderón de la Barca


AURISTELA:

No del agravio te acuerdes,
pues puedes del beneficio.

CRISTERNA:

Nada me digas, pues eres
tú causa de todo.

AURISTELA:

¿Yo?

CRISTERNA:

Sí, pues abatidamente,
cobarde, tímida, humilde,
no osaste decir quién fuese
quien prisionera te trujo.

AURISTELA:

Si cuando tu indulto tiene
no está seguro, ¿qué fuera
cuando no le tenía?

CRISTERNA:

Ese,
entonces, fuera otro lance
menos público.

AURISTELA:

No eches
a perder el ejemplar
de que callen las mujeres,
que si yo tengo la culpa,
podrá ser que yo la enmiende.


<<<
>>>