Al pasar del arroyo: 029

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 029 de 148
Al pasar del arroyo Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


LAURENCIO.

Hija, los extremos son
una cierta imperfección,
como la que miro en ti.
  No te quisiera, si digo
verdad, que debo estimar
de ingenio tan singular
y de su consejo amigo.
  Si muchas hijas tuviera,
amara tu condición;
mas si en ti la sucesión
de mi sangre aumento espera,
  pierde la injusta porfía
de tu vano entendimiento:
darás con tu casamiento
aumento a la sangre mía.
  Elige en toda Barajas
el más rico labrador,
que el negar tiempo al amor
no son discretas ventajas.
  En la edad dispuso el cielo,
hija, tiempo para amar;
quien no le ha dado lugar
el alma tiene de hielo.
  Tú lo mirarás mejor;
tanto de tu ingenio fío,
así por ser gusto mío,
como por pagar a Amor
  el censo que los mortales
le deben, y hasta las fieras;
porque como amar no quieras,
serán a tu pecho iguales.


<<<
>>>