Al pasar del arroyo: 042

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 042 de 148
Al pasar del arroyo Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


MAYO.

¿Por silbar? ¿Por eso es poco?
¡Cuál era para comedias
ese toro valeroso,
que hay pícaro que de un silbo
deja [a] un compañero tonto!

HORTELANO.

Aquí estaréis más guardados,
porque es un torillo hosco,
cual suele un recién casado
a pocas noches de novio:
herrado de las dos puntas,
arrugado y negro el rostro,
corto de cuello y de pies,
ancho y hundido de lomo,
después de mil rejonazos
con que da bramidos roncos,
un reguilero de plumas
le ofende el hocico romo.
Del jardín del Condestable
estos hidalgos briosos
salieron hoy a caballo,
como galeras en corso.
¡Bien lo han hecho! Mas, de seis,
vuelquen tres caballos solos,
y aun algunos gorgoranes
se han guarnecido de lodo.
¡Oh, hele allí!


<<<
>>>