Al pasar del arroyo: 051

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 051 de 148
Al pasar del arroyo Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BENITO.

Pues con él me amanecieron
los rayos de un alba clara;
por sus heroicos abuelos,
por sus generosos padres,
cuyas grandezas hicieron
que en las de Alejandro y César,
callen el latino y griego.
Hablando en el Duque de Alba,
volví la cara a un mancebo
que estaba alabando al Duque
de Sesa, y Soma, diciendo:
”Aquí se cifró la gloria
de los Córdobas, que dieron
honra a España, fama al mundo
y al Rey Católico Reinos.”
Pero dejé de escucharle,
Pascual y Antón, os prometo,
por ver un Príncipe en quien
puso las partes el cielo
de mas grandeza y valor
que en muchos siglos se vieron.
Ya sabéis que yo no soy
pretendiente lisonjero,
porque más precio una flor
de un huertecillo que tengo,
que cuantas riquezas cubren
los doseles de sus techos.
No daré tan sólo un paso
por cuantos diamantes bellos
fueron pedazos del sol
que de sus rayos cayeron.


<<<
>>>