Al pasar del arroyo: 052

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 052 de 148
Al pasar del arroyo Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


BENITO.

Pero dar justa alabanza
a grandes merecimientos
mi natural condición
me obliga, sin otro premio;
que vi, pues, tan gran señor,
otra vez a decir vuelvo;
el de Lerma y Denia digo,
con que digo cuanto puedo.
Mas porque ofenderse puede
que villano tan grosero
ose tomarle en la boca,
la sello con el silencio,
y porque después de ver
reyes de armas y maceros
uso de Castilla antiguo,
con reales instrumentos,
vi debajo de aquel palio
la flor de lis de los cielos:
la soberana Princesa,
por quien dimos igual peso
de estrellas, de sol, de perlas,
que con Isabel nos dieron.
Pintaros de qué manera
iba aquel ángel haciendo
cielo el palio, es dar a un vidrio
todo el resplandor de Febo;
si os pintara su vestido,
pudiera cualquier discreto
decirme: “¿En eso ocupaste
los ojos tan breve tiempo?


<<<
>>>