Al pasar del arroyo: 059

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 059 de 148
Al pasar del arroyo Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JACINTA.

No sé:
  que, según ha sido el mal,
bien puedo decirlo así.

LUÍS.

¿Es ésta?

LAURENCIO.

Señores, sí.

LUÍS.

Muestra a su nobleza igual
  la hermosura y gentileza.

LISARDA.

Dad los brazos a los dos,
y guarde mil años Dios
tan extremada belleza,
  señora doña Jacinta.

JACINTA.

¿Cuál diablo de don? ¿qué es esto?
A la fe que me le han puesto
con alfiler o con cinta.
  ¿Tan enhorabuena fuimos
las dos a Madrid, Teresa?

LUÍS.

¿De esto os pesa?

JACINTA.

Más me pesa
del peligro en que nos vimos.

LAURENCIO.

  Hija, vos no lo sois mía;
mirad que vienen por vos:
de dividirnos los dos
llegó, con mi muerte, el día.
  Lagrimas son, estoy viejo;
bien me pagáis la crianza
con mi muerte.


<<<
>>>