Al pasar del arroyo: 065

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 065 de 148
Al pasar del arroyo Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


MAYO.

Yo, señor, con gusto vengo;
solamente me acobarda,
  el venir a este lugar
a tratar cosas de amor
en casa de un labrador,
donde no puede faltar
  mozo de siega y vendimia,
robusto, como del campo,
y su Roldán o Melampo
con su carranca de alquimia.
  Perrazo que cuando ladra
ya tiene a un hombre en el suelo,
con presas, como un anzuelo,
que hasta el ánima taladra.
  Pero con esta invención
que tienes imaginada,
no hay que temer.

CARLOS.

Todo es nada,
Mayo, en habiendo afición.
  ¡Dios os guarde!

BENITO.

Su merced
venga muy enhorabuena.

CARLOS.

Traigo…

BENITO.

Hablad, no tengáis pena


<<<
>>>