Al pasar del arroyo: 075

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 075 de 148
Al pasar del arroyo Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


JACINTA.

¿Qué más que veros y hablaros,
aunque con las fénix prueben?
  ¿Qué te dice el casamiento?

TERESA.

Que no te estuviera mal,
con hombre tan principal,
si aquel nuevo pensamiento
  no te tuviera tan loca.

JACINTA.

Teresa, en mi vida amé;
castigo, y muy justo, fue:
que amor por agravio toca.
  ¡Oh, qué bien me lo decías!
Mas dime, ¿a quién no obligara
hazaña tan noble y rara
en tantas desdichas mías?
  Pues sacarme desmayada
y dejar de ir a Alcalá
por llevarme donde ya
fui curada y regalada
  de sus hermanas hermosas,
¿a quién no pudo obligar?

TERESA.

Carlos es digno de amar,
por mil prendas generosas.
  Mas, ya que has de ir a su casa
de don Luís, ¿no habrá remedio
de verle?

JACINTA.

Siempre halla un medio
quien de ciego amor se abrasa.


<<<
>>>