Al pasar del arroyo: 102

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 102 de 148
Al pasar del arroyo Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


JACINTA.

Casi legua y media
del amor tratamos,
ri(y)endo yo entonces
lo que estoy llorando;
que todas sus flechas
no le aprovecharon
para que rompiese
mi pecho de mármol.
Labradores mozos
a perder llegaron,
por mi amor, el seso,
pero todo en vano.
Noches de San Juan
me colgaban ramos
de juncia y verbenas,
trébol y mastranzos.
No era amanecido,
cuando todo el mayo
en el horno ardía
de su amor burlando.
Si lloraba alguna
por su amor ingrato,
no era más mi amiga,
riendo su engaño.
Al pasar del arroyo…
No sé cómo basto
a nombrar, Lisarda,
quien causó mis daños...


<<<
>>>